Trucos para momentos de indulgencia excesiva!

Llegan las navidades y con todas las deliciosas comidas para escoger – a pesar de nuestros mejores esfuerzos para mantener el exceso a raya – hay momentos en los que se nos hace imposible resistirnos a esa ración extra de comida y golosinas.

La realidad

Una buena digestión es clave para vivir una vida larga y saludable. La función digestiva la llevan a cabo numerosos órganos que trabajan juntos para descomponer, absorber y procesar los nutrientes de los alimentos que comemos. Sin una digestión saludable, el cuerpo puede sufrir de desnutrición y las toxinas pueden acumularse, dando lugar a enfermedades degenerativas.

Para hacer frente a nuestra «falta temporal» de auto-control durante el periodo navideño, le presentamos algunos remedios naturales y de bajo costo para mantener a tono su sistema digestivo.

Hierbas

Los té herbales descafeinados pueden ayudar con la incomodidad y la hinchazón que resulta de comer en exceso. Son cálidos y relajantes y ejercen su acción con bastante rapidez.

  • Menta – Utilizada durante siglos para aliviar el sistema digestivo. Ayuda a disipar los gases estomacales y alivia la dispepsia.
  • Manzanilla – Tiene propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas; los efectos calmantes de este té también ayudan a aliviar el estrés, a menudo relacionado con problemas digestivos.

Jugos Verdes

Los jugos verdes son una mina de nutrientes que permiten la liberación de toxinas almacenadas en el cuerpo. Estos jugos pueden limpiar su sistema digestivo y promueven la peristalsis – las contracciones musculares normales, coordinadas y rítmicas que ocurren automáticamente para hacer pasar los alimentos a través del tracto digestivo.

Comience con verduras que son suaves, como el celery (apio españa) y el pepino. La adición de un poco de fruta, por ejemplo, manzana, le dará un toque dulce natural.

Enzimas naturales

La piña contiene bromelina y la papaya contiene papaína, ambas enzimas digestivas. Estas enzimas naturales ayudan al sistema digestivo a descomponer y absorber los nutrientes de los alimentos que consumimos. El jugo fresco de estas frutas puede ayudar a aliviar los gases, el malestar estomacal en general y el estreñimiento y/o la diarrea ocasional.

Acídicos

El agua de limón tibio se utiliza desde hace mucho tiempo para aliviar el malestar digestivo, promover la desintoxicación del hígado, normalizar los jugos digestivos y para reducir la hinchazón intestinal. El limón activa el hígado para que libere toxinas; también puede ayudar a limpiar y remover cualquier fibra que quede en los intestinos.

Mezcle el jugo de medio limón con ocho onzas de agua tibia. Beba al despertarse con el estómago vacío.

Especias

El jengibre estimula la digestión porque agiliza el movimiento de los alimentos desde el estómago hacia el intestino delgado. Ampliamente utilizado en todo el mundo para aliviar trastornos digestivos, se sabe que el jengibre calma el revestimiento digestivo y equilibra los jugos gástricos, por lo que es un gran remedio para quienes han comido en exceso.

Pele y corte una pedazo de 4-5 cms de jengibre fresco en finas lascas. Agregue tres tazas de agua hirviendo y deje reposar pot cinco minutos; cuele y beba lentamente. Puede agregar un poco de edulcorante natural al gusto.

A pesar de que la tentación de auto-complacernos con más comida de la necesaria o con golosinas sea más fuerte durante los días festivos, estos remedios sencillos y naturales pueden ayudarlo a promover una buena y sana digestión en cualquier época del año.

Te recomendamos