Tips para mejorar el sistema inmune

Un sistema inmunológico saludable nos ofrece una sólida defensa contra la gripe o influenza causadas por infecciones virales con las que entramos en contacto a diario y también en contra de un gran número de enfermedades peligrosas como la hepatitis, ictericia, diabetes, hipertensión, sólo por nombrar algunos.

A continuación presentamos los elementos claves para mejorar el sistema inmunológico y pasos que se deben tomar para construir una base sólida para una buena salud.

Alimentos para mejorar el sistema inmunológico.

Se estima que el 75 % de nuestro apoyo al sistema inmunológico se encuentra en el tracto digestivo , por lo tanto, los alimentos que consumimos tienen un impacto directo sobre que tan fuerte o débil nuestros sistema inmune es . Basa tu dieta en alimentos integrales y frescos en vez de consumir alimentos procesados o envasados cuyos nutrientes han sido, prácticamente, eliminados. Vale la pena pagar un poco más de dinero en frutas frutas, vegetales, productos lácteos orgánicos y carnes alimentadas con pasto. Incluye bayas , verduras de hoja verde y yogur fermentado naturalmente parte de tu dieta diaria, ya que estos contienen enzimas naturales que ayudan en la digestión y la absorción de nutrientes del resto de los alimentos. Los alimentos saludables no tienen por qué ser aburridoss. Condimenta tus comidas con hierbas frescas como el perejil, que es diurético excelente y limpiador de la sangre, el orégano y ajo para combatir las infecciones virales y bacterianas, eneldo para la buena digestión y problemas de sueño . En cuanto a las bebidas, elige agua filtrada y té verde o de hierbas para una mejor hidratación y protección antioxidante.

Suplementos herbales

Los sistemas médicos antigüos chino y ayurvédico utilizan una variedad de hierbas e infusiones para mejorar el sistema inmunológico. Las hierbas como el astrágalo, Echinacea, Ashwagandha, sello de oro, hoja de olivo y Neem son suplementos superiores que apoyan el sistema inmune proporcionando resultados eficaces. Además, la mayoría de estas hierbas contienen antioxidantes y propiedades antivirales y antibacterianas por lo que pueden seradoptadas tanto para la profilaxis como durante los episodios agudos de resfrío o gripe. Sin embargo, si tiene algunas condiciones de salud preexistentes, informe a su médicoantes de tomar estos suplementos para evitar efectos secundarios.

Haga ejercicio

Todo el mundo sabe que es beneficioso tener un régimen de ejercicio regular, sin embargo, a la mayoría de las personas simplemente no les gusta ir al gimnasio y tener que hacer la misma rutina o los mismo ejercicio una y otra vez. Si no es fanático de los ejercicios convencionales, pruebe algo nuevo como Pilates, Yoga, ciclismo de montaña, escalada en roca o artes marciales, preferiblemente al aire libre si el clima lo permite. Caminar o andar en bicicleta al trabajo es otra buena manera de incorporar ejercicios en su rutina diaria. El ejercicio regular ayuda a mejorar el sistema inmunológico mediante la mejora de la circulación sanguínea en todo el cuerpo, lo que reduce la inflamación, controla el estrés y promueve una sensación general de bienestar.

Actividades anti-estrés

El estrés es un importante contribuyente a un sistema inmunológico deprimido. No importa qué tan saludable sea la dieta que consume y la cantidad de ejercicio que realice, si está sujeto al estrés diario, su sistema inmunológico, sin duda alguna, se verá afectado. Tome tiempo para relajarse al final del día, participe en sesiones regulares de auto-meditación, escriba en un diario o haga cualquier otra actividad que tranquilice su mente. Si está consumido por el estrés y experimente niveles elevados de ansiedad, no espere y llame a su médico para que le ayude a tratar el estrés crónico en su vida. Haga del reposo una prioridad y asegúrese de dormir lo suficiente cada noche. Cada individuo tiene un nivel personal de requerimientos de sueño, si despierta renovado y fortalecido, significa que ha alcanzado su cuota de sueño nocturno. Si por el contrario, se levanta cansado, es hora de tomar cartas en el asunto.

Higiene adecuada

Cuando se piensa en cómo fortalecer el sistema inmunológico, el tema de una higiene adecuada no suele venir a la mente, sin embargo, a diario, estamos en contacto con múltiples productos de higiene que pueden afectar inadvertidamente nuestra salud. El jabón de manos, sorprendentemente, puede tener un impacto directo sobre el sistema inmunológico, especialmente si usted a favor de los jabones antibacteriales. Este tipo de jabón usualmente contiene triclosan que se supone sirve para desinfectar las manos y matar a las bacterias dañinas. El problema es que no sólo elimina las bacterias malas sino que también mata las bacterias buenas que vive en nuestra piel y que son necesarias para mantenerla en buen equilibrio. Evite los jabones que contienen triclosán – a cualquier precio y opte por jabones natural, ampliamente disponibles en tiendas de salud. Revisar el régimen de higiene ayudará a determinar que otros productos podrían estar sobrecargando el sistema inmunoógico con materias tóxicas. Los desodorantes antitranspirantes, por ejemplo, contienen aluminio que puede ser especialmente tóxico para el cerebro y el sistema inmune lo cual puede conducir a diversas complicaciones de salud. Es preferible utilizar desodorantes que incluyan ingredientes naturales que combaten el mal olor como el bicarbonato de sodio o aceites esenciales. La pasta de dientes que contiene demasiado flúor también podría contribuir con una sobrecarga química que se puede traducir en alergias y trastornos autoinmune. El flúor en sí, no es malo, el problema es el exceso ya que el flúor tiende a acumularse en el organismo.

Te recomendamos