Terapias alternativas para el dolor de espalda

El dolor de espalda es una de las dolencias más comunes y afecta a personas de todas las edades y sexos.

Las causas más comunes de dolor de espalda son la mala postura, la falta de actividad y los movimientos torpes al agacharse o levantar algo. Estos pueden causar una serie de enfermedades que afectan los músculos o ligamentos de la espalda, lo que conlleva a que se tensen e inflamen. Los nervios de la médula espinal también pueden quedar aprisionados o atrapados por discos vertebrales dañados – que por lo general actúan como amortiguadores de la columna vertebral – lo cual puede ocasionar discos herniados o fracturados. Las condiciones degenerativas, tales como la osteoartritis y la artritis reumatoide también pueden afectar la espalda. Estos son a menudo el resultado inevitable del proceso de envejecimiento o de enfermedades hereditarias. Si bien es cierto que la cirugía y la medicamentos son opciones valederas, muchas personas desean alternativas no invasivas para su dolor de espalda.

Estas son algunas terapias alternativas que te pueden ayudar:

  • La quiropráctica: Los quiroprácticos manipulan las articulaciones, los huesos y los músculos de la espalda para aliviar las dolencias físicas. Hacen ajustes a la columna vertebral usando una variedad de movimientos. Este tratamiento puede ser complementado con calor, ultrasonido y estimulación eléctrica así como con cambios de estilo de vida.
  • Masaje: El masaje es la manipulación física de los tejidos blandos del cuerpo, con el objetivo de aumentar la circulación y liberar la tensión en los músculos de la parte posterior. Hay una amplia variedad de técnicas de masaje disponibles, aunque no todos son adecuados para los dolores de espalda y debe ser llevado a cabo por un terapeuta de masaje calificado.
  • Acupuntura: La acupuntura consiste en la colocación de pequeñas agujas en la piel en puntos específicos. Esta técnica es especialmente efectiva para aliviar el dolor asociado con problemas de espalda y puede ser una alternativa a la cirugía convencional.
  • Fisioterapia: La fisioterapia o terapia física, una terapia bien establecida para la manipulación física del cuerpo, utiliza una serie de técnicas variadas incluyendo masajes, ejercicios y ayudas para la movilidad. Los fisioterapeutas, inicialmente, estudian los movimientos del paciente ya que a menudo éstos apuntan a la fuente del problema.
  • Yoga: En la práctica del Yoga se utiliza una selección de ejercicios y posturas que mejoran el acondicionamiento y la fuerza de los músculos de la espalda. Estos pueden verse afectados por una serie de causas, incluida la mala postura, el desequilibrio muscular y lesiones resultantes del estrés.
  • Técnica Alexander: La Técnica Alexander utiliza la terapia de movimiento para re-educar al cuerpo y restaurar o mejorar el movimiento, el equilibrio y la coordinación. Los malos hábitos, tal como la mala postura o lesiones previas pueden causar que el cuerpo se tense e inflame – sobre todo en la región de la espalda, donde el desequilibrio muscular es particularmente común.
  • Osteopatía: Los osteópatas suelen ser consultados cuando el dolor de espalda se refiere a la estructura ósea del cuerpo. Sus métodos para aliviar dolencias de la espalda incluyen técnicas de energía muscular, así como masaje y estiramientos.

Recuerda

Busca siempre el consejo de tu médico u otro proveedor calificado para todos los problemas de salud y, sobretodo, antes de comenzar cualquier nuevo tratamiento.

Te recomendamos