Rolfing

Rolfing

El Rolfing es el nombre dado a una técnica de integración estructural ideada por la Dra. Ida Rolf en la década de 1930.

Después de obtener un doctorado en Bioquímica, la Dra. Rolf comenzó a estudiar tratamientos alternativos y naturales para las dolencias físicas y emocionales. El resultado de sus estudios fue una combinación de trabajo corporal y la educación de movimiento que hoy en día se conoce simplemente como Rolfing.

¿Qué es Rolfing?

La teoría detrás de la técnica innovadora de la Dra. Rolf es básicamente que nuestros patrones de movimientos habituales son, a menudo, ineficaces y pueden conducir a una variedad de trastornos. Ella acuñó el término «integración estructural» para definir el objetivo de sus técnicas, que es devolver la estructura del cuerpo a un estado más integrado a través del masaje y la educación sobre el movimiento:

  • Las técnicas de masaje Rolfing se concentran en los tejidos conectivos entre los músculos (miofascia). Los masajistas, también llamados Rolfers, a menudo se refieren a la miofascia como la «red fascial» de tejido conectivo que trabaja en conjunto para hacer que todo el cuerpo funcione de manera óptima. Cuando una parte de esta red está fuera de alineación, el resto del cuerpo le sigue, conduciendo a una serie de desequilibrios físicos y emocionales. Al amasar, sobar y estirar estos tejidos, el médico intenta suavizar y estirar la miofascia para restaurar la funcionalidad. El masaje puede ser muy vigoroso y el practicante usa sus nudillos, rodillas, codos, los dedos y las manos para lograr los resultados deseados.
  • Debido a que la mala postura y a los patrones malsanos de movimiento se vuelven habituales sin que las personas se percaten de ello, la Dra. Rolf incluyó un programa de educación en sus técnicas. Además del tratamiento práctico, el terapista de Rolfing le enseña a sus pacientes las posturas y patrones de movimiento eficientes.
  • Con el fin de obtener el máximo provecho del Rolfing, los profesionales recomiendan que los pacientes asistan a 10 sesiones de 60-90 minutos en lugar de simplemente ir por un solo masaje terapéutico. Entre los beneficios de los tratamientos de masaje miofascial y la educación sobre la estructura del cuerpo y su relación con la gravedad, está el hecho de que la persona estará en mejores condiciones de evitar la recurrencia de las lesiones o trastornos que les hizo buscar tratamiento en el primer lugar.

Algunos de los trastornos específicos para los que el Rolfing es eficaz incluyen:

  • Lesiones por Esfuerzo (o estrés) Repetitivo (LER): Hay una serie de trastornos de tipo LER, muchos de los cuales son consideradas lesiones ocupacionales. Cualquier trabajo que implique la repetición física de una tarea (por ejemplo, el teclado del computador) puede sufrir de LER. Otras formas de LER pueden ocurrir como resultado de una mala postura habitual, por ejemplo, dejarse caer (en vez de sentarse) en un sillón para ver televisión.
  • Trauma: El latigazo cervical es un trauma común que ocurre en los accidentes de tráfico. Es causado por la súbita aceleración y desaceleración que provoca que el cuello de un «látigazo” repentino. Otros traumas musculares son las lesiones en la espalda, los músculos tensos y otros trastornos musculo-esqueléticos dolorosos.
  • Dolor crónico puede ocurrir en cualquier parte del cuerpo y su causa es, a menudo, difícil de diagnosticar. El Rolfing está destinado a re-alinear todo el cuerpo y por lo tanto puede ayudar a aliviar el dolor crónico en cualquier parte del cuerpo.

Te recomendamos