10 Remedios Caseros para el Mal Aliento

El mal aliento, también conocido como halitosis, no es más que un aliento desagradable.

Como es una condición vergonzosa, puede hacer mella en el nivel de confianza de las personas que lo padecen, por lo tanto se debe controlar a tiempo. El mal aliento puede ser causado por varios factores, tales como alimentos que producen olor, el tabaquismo, resequedad de la boca, ciertas condiciones médicas, especialmente estomacales, enfermedades de las encías o de los senos paranasales. Sin embargo, el principal causante del mal aliento son bacterias que se acumulan en la parte posterior de la lengua o entre los dientes.

Mantener una buena salud bucal es esencial para reducir este problema. Pero también se puede tratar en casa con la ayuda de algunos ingredientes de fácil acceso.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para el mal aliento.

Bicarbonato de sodio

Bicarbonato de Sodio

El bicarbonato de sodio puede ayudarle a deshacerse del mal aliento. Use bicarbonato de sodio para cepillarse los dientes. Le ayudará en la reducción de la acidez de la boca y no permitirá que bacterias proliferen en su lengua. Puede incluso hacer gárgaras con bicarbonato de sodio disuelto en agua caliente. Esto matará las bacterias que causan mal olor dentro de su boca.

Agua

Agua

El agua es esencial para mantener el aliento fresco. Después de comer, haga buches con agua por unos cuantos segundos. Esto aflojará las partículas de alimentos atrapados en el interior de los dientes. Una boca limpia es un lugar menos atractivo para que las bacterias crezcan. El agua también actúa como un enjuague bucal. Beber una o dos vaso de agua entre las comidas puede estimular la producción de saliva.

Aceite esencial de árbol de té (Melaleuca artenifolia)

Arbol de Té

Debido a sus propiedades antisépticas, este aceite esencial actúa como un poderoso desinfectante. Puede utilizar crema dental que contenga aceite de árbol de té o poner un par de gotas en su cepillo de dientes junto con su pasta dental regular para cepillarse los dientes. Puede incluso hacer un enjuague bucal que contenga aceite de árbol de té, aceite de menta y aceite de limón. Mezcle una gota de cada uno con un vaso de agua y úselo como enjuague bucal.

Semillas de Hinojo

Semillas de Hinojo

El hinojo es una hierba, comúnmente utilizada en la cocina. Puede utilizarla por sus cualidades refrescantes para deshacerse del mal aliento. Tome una cucharadita de semillas de hinojo y mastique lentamente hasta que se forme saliva dentro de la boca. Esta hierba contiene propiedades antimicrobianas que pueden detener el mal aliento. También puede masticar semillas de hinojo junto con otras especies aromáticas, tales como el clavo de olor o el cardamomo, especialmente después de ciertas comidas fuertes, como por ejemplo alimentos al ajillo o al curry.

Perejil

Perejil

El perejil contiene clorofila lo cual puede ayudar a controlar el mal aliento. Tome un puñado de hojas de perejil fresco y sumérgalas en vinagre. Mastíquelas por uno o dos minuto. También puede preparar jugo con las hojas de perejil con la ayuda de un extractor. Las hojas de perejil también le ayudarán con la digestión ya que reduce la producción de gas intestinal.

Té de alfalfa

El compuesto conocido como polifenoles, que se encuentran tanto en el té verde como en el té negro, puede detener el crecimiento de las bacterias responsables del mal aliento. Puede optar por tomar una taza de té regular o tomar un té de hierbas con alfalfa. Para hacer este té de hierbas, coloque dos cucharadas de hojas de alfalfa secas en una taza de agua hirviendo y deje reposar durante unos quince minutos. Puede beber este té varias veces al día para mantener su aliento fresco.

Clavo

Clavos de Olor

El clavo de olor tienen potentes propiedades antisépticas que pueden ayudarle a deshacerse del mal aliento. El método más fácil para controlar el mal aliento es masticando unos cuantos clavos. También puede preparar una infusión colocando de tres a cuatro clavos de olor en dos tazas de agua caliente. Deje reposar durante veinte minutos, revolviendo de vez en cuando. Puedes beber esta infusión o usarla como enjuague bucal, dos veces al día.

Salvia

Salvia

La salvia contiene aceites esenciales con propiedades antibacterianas que pueden eliminar las causas del mal aliento. Puede mastica un par de hojas de salvia o prepara una infusión poniendo una cucharada de salvia picada en un vaso de agua hirviendo. Deje reposar durante diez minutos y luego beba lentamente. También puede mezclar extractos de salvia y caléndula, en proporciones iguales, agregarlo a un vaso de agua tibia y hacer gárgaras con esta solución varias veces al día.

Vinagre de sidra

Vinagre de Sidra

Debido a su propiedad acídica, el vinagre de sidra es un excelente remedio contra el mal aliento. Tome una cucharada de vinagre de sidra diluido en un vaso de agua antes de comer. El vinagre ayudará en la digestión y en su problema de halitosis. Otra opción es tomar una cucharada de vinagre de sidra después de cada comida o hacer gárgaras con una cucharada de vinagre mezclado con una taza de agua.

Limón

Limón

Curar el mal aliento con un enjuague bucal de limón se ha utilizado durante generaciones. El alto contenido de ácido en el limón evitará el crecimiento de bacterias en la lengua y en las encías. Mezcle una cucharada de jugo de limón en una taza de agua y enjuague bien la boca. Puede incluso hacer una mezcla de sal, limón y agua para enjuagarse la boca antes de irse a la cama.

Para concluir, la próxima vez que usted sufra de mal aliento, pruebe cualquiera de los remedios mencionados anteriormente. Sin embargo, si no logra controlar el problema usted debe consultar a un médico. A veces el mal aliento puede ser un signo de enfermedad de las encías, problemas gastrointestinales, sinusitis, bronquitis, diabetes e incluso cáncer bucal.

Te recomendamos