¿Qué es la moxibustión?

Moxibustiu00f3n

La moxibustión es un tratamiento la medicina tradicional china que ayuda a disipar el frío y la humedad del cuerpo.

Es útil para ayudar con una amplia variedad de condiciones, incluyendo dolores, resfriados y gripes, e incluso, la mala digestión. No es una alternativa a la acupuntura sino una técnica complementaria a esta, especialmente útil en los casos en que el Qi (energía) o el Xue (sangre) se hayan acumulado o estancado y no circulen adecuadamente, o cuando la enfermedad está causada por la invasión del frío. Es en especial útil para las afecciones crónicas.

¿Qué es la moxibustión?

La moxibustión consiste en quemar una «moxa» compuesta de hojas secas de una planta llamada Artemisia y aplicar su calor cerca de la piel, sobre puntos del cuerpo que coinciden con los puntos de acupuntura. La hierba, o moxa, puede tomar muchas formas, incluyendo rollos que parecen cigarros, pedazos del tamaño de granos de arroz o bastones y conos comprimidos. En la medicina tradicional china, la artemisa es considerada como cálida, acre y amarga cuando se utiliza en las recetas a base de hierbas. Cuando es quemada, tiene propiedades similares y por lo tanto, es útil para ayudar a expulsar el frío y la humedad del cuerpo, así como para calentar canales energéticos del cuerpo. Los aspectos amargo y acre de la artemisa ayudan a romper el estancamiento, eliminar la flema y a rectificar el qi y la sangre. La moxibustión puede ser considerada como una terapia paralela a la acupuntura que se utiliza para estimular el flujo de Qi en puntos del cuerpo que son seleccionados por su función específica. Hay dos formas de moxibustión – directas e indirectas.

¿Cómo se realiza la moxibustión?

Gránulos pequeños de moxa pueden ser quemados directamente sobre los puntos de acupuntura con el fin de estimular su función. También se puede utilizar un rollo de moxa para calentar, indirectamente, el punto y el meridiano tratado. En algunos casos la moxa se puede colocar y quemar dentro de un aparato, metálico o de madera, para calentar un área como el bajo abdomen o la espalda. También se puede frotar a lo largo de un meridiano o puede ser colocado en el extremo de una aguja de acupuntura, la cual, una vez insertada fortalecerá la estimulación de un punto de acupuntura.

La Moxibustión directa se utiliza para estimular puntos específicos. Se conoce como cicatrización de moxibustión, y consiste en quemar un punto específico para estimular, de manera continua, el proceso de curación. La Moxibustión indirecta se utiliza cuando se debe tratar un área extensa, tal como un grupo meridiano o músculo. También es el tratamiento preferido cuando los pacientes son niños. Adicionalmente, se pueden utilizar técnicas especiales, como la quema de moxa con jengibre o sal, interponiendo entre el cono de moxa y la piel, una rodaja de jengibre o un poco de sal.

La Moxibustión es una técnica segura, siempre y cuando sea realizada por un profesional calificado y capacitado de la Medicina Tradicional China. Algunos puntos del cuerpo no son adecuados para la moxibustión debido al riesgo de inflamación o mareos pero el practicante evaluará los factores de riesgo antes de proceder con el tratamiento.

Condiciones que puede tratar la Moxibustión

La terapia de moxibustión es útil para muchos trastornos, incluyendo:

  • Trastornos digestivos como la diarrea o el estancamiento de la nutrición
  • Períodos menstruales dolorosos
  • Disfunción sexual
  • Falta de concentración o memoria
  • Lesiones deportivas
  • Problemas de articulaciones
  • Dolores que empeoran con el frío
  • Resfriados y gripes

Te recomendamos