¿Qué es el anabolismo?

Zoe Smith at the London Youth Games

Durante un estado anabólico, los tejidos que se encuentran dentro del cuerpo humano obtienen energía para su crecimiento y mantenimiento.

El anabolismo requiere de energía para producirse, a diferencia del catabolismo, que en realidad es lo que proporciona la fuente de energía para que el estado anabólico pueda tener lugar.

El proceso anabólico

Se puede definir la «composición» como lo contrario a la «descomposición». Este es un buen ejemplo para describir el anabolismo. El estado anabólico actúa de manera contraria al estado catabólico el cual no requiere de energía para producirse.

A través del proceso catabólico inicial, las moléculas de alimento más grandes se descomponen en fuentes de energía más pequeñas. El cuerpo oxida estas hebras químicas pequeñas y utiliza la mayor parte de la energía para impulsar el anabolismo.

Imaginemos una sola esfera entrando en el cuerpo humano. El proceso de digestión rompe este objeto en muchas esferas pequeñas. Luego, los músculos, los cuales han soportado ejercicio o trabajo físico, absorben estos pequeños objetos, para luego reconstruirlos en la esfera original. El balance de estos dos procesos – catabolismo y anabolismo – permiten que el cuerpo mantenga una función física saludable y normal.

La lucha por el Estado anabólico

Para que el cuerpo pueda alcanzar el estado anabólico debe consumir una fuente de energía. Los alimentos o suplementos con nutrientes útiles permite a los tejidos musculares recibir dicha energía. Sin embargo, cuando las personas no consumen suficiente alimentos, se producirá una mayor tasa de catabolismo. Este efecto, en última instancia, perjudica al músculo sano y al tejido corporal después de períodos prolongados de tiempo.

Siendo realistas, si los seres humanos fuesen capaces de mantener un constante estado de anabolismo puro y sano, todo el mundo tendría todas las regiones de su cuerpo abultadas con masa muscular. Algunos atletas profesionales utilizan medicamentos o suplementos que inducen estados anabólicos para promover, de manera artificial, la absorción de la energía de los alimentos y de la proteína en el tejido muscular. Muchos de estos individuos han sido atrapados, suspendidos o sancionados en sus respectivas disciplinas deportivas.

Beneficios del anabolismo

El estado anabólico ayuda a las personas a alcanzar sus objetivos de fitness. No sólo ayuda a los tejidos musculares a desarrollarse, sino que también ayuda a incrementar la densidad ósea lo cual deriva en huesos sanos.

Con el fin de ayudar a las zonas necesitadas de energía dentro del cuerpo humano, una dieta adecuada y el ejercicio siguen siendo de gran importancia. Los que se enfrentan una mayor actividad física en general, tendrán más energía que contrarrestará el estado catabólico. Algunas formas de ejercicio, inclusive, rompen el tejido muscular, liberando hormonas que actúan en función de agotar las fuentes almacendadas de energía.

Las personas que tengan la intención de perder peso, ganar músculo o mantener un físico deseable se beneficiarán con el consumo de alimentos densos en nutrientes, antes y después de la actividad física. Esto ayuda a proporcionar al cuerpo la energía que eventualmente alcanzará al tejido muscular.

Como se mencionó en la sección anterior, el equilibrio entre el anabolismo y catabolismo es de suma importancia, tanto para los que participan en actividades físicas regulares como para quienes llevan una vida más sedentaria. Es importante hacer notar que los desequilibrios hormonales pueden amenazar con aumentar o disminuir cualquiera de estos procesos metabólicos.

Te recomendamos