Pregunta: ¿Los alimentos que consumes en la noche pueden afectar tu patrón de sueño?

{seog:disable}

Respuesta:

Sí, algunos alimentos pueden ayudarte a dormir, mientras que otros pueden mantenerte despierto.

A nadie le gusta dar vueltas en la cama cuando es hora de dormir. Lo que comes en la cena te puede ayudar a conciliar el sueño pero también te puede mantener contando ovejas toda la noche.

Hay estudios que han determinado que comer alimentos ricos en triptófano, varias horas antes de acostarse, puede ayudarte a dormir mejor. El triptófano es un aminoácido que el cerebro utiliza para crear serotonina, lo cual ayuda a regular el ciclo del sueño.

De hecho, el triptófano es la fuente del remedio casero contra el insomnio más famoso de la historia: un vaso de leche caliente antes de dormir.

Las aves de corral (especialmente el pavo), el yogur y el queso son buenas fuentes de triptófano. El pavo es una excelente fuente de triptófano, lo que podría explicar por qué, luego de las típicas comidas navideñas, para lo único que luego estamos dispuestos es para una buena siesta.

Sin embargo, el efecto del triptófano (que induce al sueño) se reduce si, al mismo tiempo, se come demasiada proteína. Esto sucede porque otros amino-ácidos presentes en la proteína compiten con el triptófano para entrar al cerebro. En cambio, si comes carbohidratos feculentos (con almidones) que tengan un alto índice glucémico – por ejemplo, el pan (blanco e integral) papas y algunos tipos de arroz – ayudas a aumentar los niveles de triptófano lo que da paso a la liberación de serotonina y, por tanto, a un buen sueño.

La ciencia es menos clara con respecto a los alimentos azucarados a los que, a menudo, se les atribuye el insomnio. Se sabe que el azúcar nos puede dar un impulso de energía que nos puede hacer sentir más alerta, pero en última instancia, también nos dejará más cansados por lo que podría hacernos dormir mejor. El efecto de los alimentos «picantes» sobre el sueño también es discutible. Sabemos que todo lo que pueda causar indigestión o reflujo gástrico también puede interrumpir el sueño, así que, una comida muy picante si podría tener un efecto negativo a la hora de dormir.

También vale la pena recordar que algunos alimentos son más difíciles de digerir que otros y si el sistema digestivo se encuentra muy activo en la hora de dormir, entonces podría ser más difícil conciliar el sueño.

Si tienes problemas para dormir, es recomendable que evites lo siguiente antes de de ir a la cama:

  • Estimulantes – bebidas con cafeína (té, café y bebidas energéticas), los cigarrillos y otros estimulantes.
  • Alcohol – puede que te ayude a conciliar el sueño, pero la calidad del mismo se verá seriamente afectada.
  • Comer en exceso antes de acostarte – esto puede inflamar el estómago y causarte indigestión.

La próxima vez que tengas problemas para dormir, prueba tomar un vaso de leche tibia o un poco de yogur bajo en grasa.

Recuerda:

El insomnio es un problema de salud serio y debes ver a tu médico si tu patrón de sueño no mejora.

Te recomendamos