PAWANMUKTASANA

Pawanmuktasana es preliminar al yoga y un acondicionador para fluir: una terapia corporal, preparatoria del hatha (Yoga de las poses) y soporte de dharana (Concentración).

Etimológicamente, pawan significa ‘aire, viento o respiración vital’ y mukta tiene el significado de ‘liberar, soltar’.

Pawanmuktasana es un programa fácil que puede ser practicado sin dificultad por la mayoría de las personas. Esta situación resulta un choque, sobre todo, para el ego occidental, que ya desearía estar practicando las posturas más «yóguicas o clásicas». Aún así, resulta una buena manera de trabajar la paciencia y la comprensión. Pawanmuktasana constituye una gran base, un gran preparador y saneador para una mejor práctica de hatha, aunque a menudo se le considera un programa para principiantes o para personas de la tercera edad.

Pawanmuktasana consiste en una serie de movimientos que, de manera efectiva, liberan de rigidez y las toxinas de las articulaciones y los músculos. En la serie para el aparato digestivo, libera aire de los intestinos. Con Pawanmuktasana, se estimula el flujo de prana a través de nadis (canales por los que circula el prana), principalmente, eliminando los bloqueos en las articulaciones. En las extremidades inferiores, se empieza a activar la articulación de los dedos de los pies y, a continuación, el tobillo, la rodilla y, finalmente, la cadera. Con la extremidad superior, se actúa en el mismo orden, es decir, dedos, muñeca, codo y hombro.

Pawanmuktasana también realiza una buena función a nivel vascular, sobre todo, en las extremidades inferiores, en las que suelen aparecer numerosos problemas de circulación venosa. Estos continuos movimientos provocan la expansión y compresión del músculo, produciendo un efecto de «ordeño» en las venas y los capilares adyacentes, lo que colabora a aumentar el impulso de la circulación sanguínea venosa. Algunos capilares recuperan flujo sanguíneo, y se puede ir produciendo un incremento de la temperatura en las extremidades.

Además, puede coayudar a mantener y recuperar las articulaciones. Donde hay movimiento, hay vida. Por otro lado, el hecho de movilizar sin carga puede permitir que incluso puedan realizarlo personas con algunas patologías. Se estimula la nutrición del líquido sinovial y la interacción recuperadora entre éste y el cartílago, así como una mejora en la irrigación del tejido conectivo (cápsulas articulares, tendones, ligamentos), que es bastante débil. Un buen aporte de sangre es condición indispensable de mantenimiento o recuperación.

Aparte de ser un trabajo de armonización física, fisiológica y energética, Pawanmuktasana es también una práctica de relajación y de dharana (concentración). Propone mantener la observación en la articulación concreta, el conteo de las series y la sincronización del movimiento con la respiración.

Como decía Swami Shivananda, «más vale un gramo de práctica que cien gramos de teoría».

{insertgrid ID = 1_ld}

Te recomendamos