Migrañas

Se sabe que las migrañas pueden ser desencadenadas por múltiples factores – sensibilidad a estímulos externos, desequilibrios hormonales, estrés o el consumo de ciertos alimentos y aditivos.

Aunque eliminar ciertas comidas pueda parecer desalentador al principio, la buena noticia es los «culpables» de disparar o agravar las migrañas se encuentran mayoritariamente en los alimentos procesados y por tanto, son fáciles de reconocer y evitar. La otra buena noticia es que quienes sufren de migraña responden bien a la sustitución por alimentos integrales, los cuales no solo promueven el bienestar general si no que también reducen o eliminan el dolor de las migrañas.

Los alimentos procesados que contienen aditivos, por ejemplo el glutamato monosódico, son algunos de los peores infractores de la lista. Otras sustancias problemáticas son los edulcorantes artificiales, los productos químicos como los nitratos y nitritos, los potenciadores de sabor, los alimentos que contienen tiramina, el chocolate, el alcohol y la cafeína.

Alimentos comunes y aditivos que causan síntomas de migraña

Numerosos estudios científicos han identificado a los siguientes grupos alimenticios como desencadenantes principales de la migraña común. Algunos son obvios y otros no tanto.

  • Los quesos añejos
  • Carnes ahumadas, curadas y procesadas
  • Maní y productos derivados del maní
  • Algunas legumbres como la soja
  • Alcohol, especialmente el vino tinto y la cerveza
  • Cafeína presente en el café, té, sodas (refrescos)
  • Los azúcares refinados y los productos de harina blanca (las alergias al gluten puede causar migraña)
  • El glutamato monosódico (MSG) y aditivos químicos
  • Edulcorantes artificiales

La eliminación de algunos de estos alimentos de la dieta diaria, al menos por un tiempo prudencial, es la mejor manera para descartar cuales de ellos pueden ser causantes de las migrañas.

La migraña y la tiramina

Los quesos curados – tales como el queso azul, el Brie, Münster, cheddar, parmesano, mozzarella, queso suizo y el queso feta – contienen altas cantidades de tiramina, una sustancia que se forma durante la descomposición de las proteínas. Mientras más añejo el queso, mayor es el contenido de esta sustancia. Vale decir que la tiramina también puede contribuir a subir la presión arterial. Otros alimentos que contienen tiramina son el vino tinto, las bebidas alcohólicas, carnes curadas y enlatadas, la cebolla, los pepinillos, los garbanzos y las habas, las pasitas (uvas pasas) y el aguacate.

Te recomendamos