Menta: memoria y concentración

La menta no sólo sirve para aromatizar caramelos o crema dental: las investigaciones demuestran que el aroma de la menta (menta x piperita) es un remedio natural que estimula la memoria, y mejora la atención y la concentración.

Ya sea que se utilice en forma de aceite esencial, hojas frescas, té o infusión, el refrescante aroma de la menta puede ser justo lo que necesita para reanimar su mente.

En 2006, un estudio realizado en el Reino Unido midió el efecto del aroma de menta en el rendimiento cognitivo. Los investigadores compararon los efecto del aroma de menta y de ylang-ylang en dos grupos de control, mientras que un tercer grupo de control no recibió exposición a ninguno de los dos aroma. La menta demostró aumentar el estado de alerta y la memoria de los participantes, mientras que el aroma de ylang-ylang afectó de manera negativa ambos factores.

Otro estudio publicado en la revista International Journal of Neuroscience también demostró que el aroma de la menta provoca mejorías en la memoria y la atención. Un estudio adicional realizado en Cincinnati, Ohio expuso a un grupo de estudiantes con el aroma del aceite de menta antes de una examen. Aquellos que olieron el aceite de menta demostraron un incremento del 28 por ciento en la precisión de sus repuestas en comparación con los estudiantes que no estuvieron expuestos al aroma.

Cómo Mejorar su función mental con la menta

La menta ofrece una forma económica y fácil de mejorar la función cerebral. La próxima vez que necesite despejar su mente o mejorar su enfoque, pruebe uno de los siguientes tips:

  • El aceite esencial de menta es uno de los aceites favoritos en el repertorio de los aromaterapeutas. Este se puede utilizar de muchas maneras. En un rociador de aerosol, combine unas cuantas gotas de aceite de menta con una taza de agua. Rocie el ambiente cada vez que sea necesario. También puede añadir un par de gotas en un pañuelo e inhalar el aroma directamente o agregar un par de gotas a un quemador o difusor de aceites esenciales.
  • La menta fresca desprende un aroma fuerte y agradable. Siembre una planta de menta y ubíquela dentro de la casa, sobre su escritorio de trabajo.
  • Hágase una infusión o té de menta y disfrute del delicioso aroma mientras lo bebe. Como beneficio adicional, es bueno resaltar que el té de menta se utiliza en la medicina natural para mejorar la digestión, aliviar las náuseas, aliviar el estrés y mucho más. Una taza de té de menta en la tarde o por la mañana temprano es una buena manera de combatir una crisis energética.

Te recomendamos