Masaje Tibetano

Junto con la medicina India Ayurvédica y la Medicina Tradicional China (MTC), la medicina tibetana es uno de los sistemas de curación más antiguos del mundo.

Como parte de la red comercial de la Seda que conectaba a la India, China y el Imperio persa, la medicina tibetana obtuvo la sabiduría de esas culturas y las combinó con sus propias tradiciones antiguas para crear un enfoque único de curación que incluye el masaje como una parte importante de su sistema.

¿Qué es el masaje tibetano y cómo puede ayudarte?

El «Gyud-Zhi» (los «4 Tantras») es un texto médico clásico, tibetano que describe 6 terapias «externas». Una de ellas es la llamada «Kunyi» (o «Ku Nye»), que literalmente significa «frotación de pomadas» o, como le conocemos en esta parte del mundo, «masajes», pero las técnicas utilizadas en el masaje tibetano son mucho más sofisticadas de lo que su nombre implica.

La medicina tibetana comienza con la premisa de que el cuerpo humano se componen de cinco elementos básicos: tierra, agua, fuego, aire y espacio. El masaje tibetano se ocupa principalmente de equilibrar el elemento aire. Un practicante de masaje tibetano lo logra usando técnicas que son muy similares a muchas otras modalidades de Oriente y Occidente, entre ellas la acupresión, la reflexología, el shiatsu, los masajes correctivos y el reiki.

Este enfoque holístico del masaje refleja el sistema médico tibetano, el cual considera el cuerpo, no sólo en el plano físico, sino también en el energético y espiritual.

Las técnicas de manipulación utilizadas en el masaje tibetano son familiares para cualquier terapeuta de masaje e incluyen fricciones, frotamientos y/o amasados. Además, profundos movimientos circulares se aplican a puntos de acupresión. El aceite que se utiliza en el tratamiento de masaje no sólo actúa como lubricante, pero se dice que ayuda a mantener el elemento «aire» equilibrado.

Beneficios del masaje tibetano

Tradicionalmente, el masaje tibetano se ha utilizado para tratar una serie de disturbios relacionados con el elemento «aire». Algunos de estos incluyen:

  • Las cefaleas tensionales
  • Palpitaciones del corazón
  • Sangrado
  • Trastornos menstruales
  • Estreñimiento
  • Ciática y dolor lumbar

Quienes han experimentado con el masaje tibetano con fines terapéuticos o con fines de relajación, reportan una serie de beneficios para la salud y el bienestar general, incluyendo mejora en la tasa de metabolismo, sueño más reparador, mayores niveles de energía, mejor apetito y estado de ánimo elevado.

Te recomendamos