Los secretos de un corazón saludable

Información sobre cómo mantener un corazón sano está ampliamente disponible y ha sido discutido en numerosas ocasiones por cardiólogos líderes en su campo. Sin embargo, eso no ha evitado que miles de personas, en todo el mundo, hayan muerto por enfermedades relacionadas con el corazón y que van desde presión arterial alta, problemas de circulación y niveles elevados de triglicéridos.

¿Qué es lo que impide que las personas tengan un corazón sano? y ¿cómo es que todos los esfuerzos para crear conciencia pública sobre este tema no parecieran lograr este objetivo?

Los secretos para un corazón saludable son mucho más sencillos de lo que pensamos! Echemos un vistazo a las cosas que juegan el papel más importante en el mantenimiento de un corazón verdaderamente saludable, de por vida.

En primer lugar está la dieta!

Aquí no hay sorpresas. Se sabe que una dieta saludable para el corazón es una baja en grasas y alta en frutas, verduras y granos enteros. Y aunque ésto es cierto, los peligrosos efectos de la fructosa en nuestras dietas son, a menudo, pasados por alto lo que nos empuja a tomar decisiones alimenticias erróneas. La mayoría de las personas no saben que demasiada fruta puede contribuir a niveles altos de triglicéridos en la sangre. Las frutas contienen fructosa, que en exceso, puede afectar negativamente la glucosa en la sangre, nos puede conducir a la obesidad y a múltiples problemas de salud. Un corazón sano se logra consumiendo grandes cantidades de vegetales crudos y carnes -preferiblemente orgánicas- y con la ingesta moderada de frutas y granos de todo tipo. Las grasas de origen animal han sido señaladas como el mal absoluto para nuestros corazones. Sin embargo, si no consumimos la cantidad necesaria de grasas, nuestro cuerpo no puede sintetizar hormonas, restaurar las células y mantener la salud del corazón. Las grasas son una necesidad en nuestra dieta. Lo importante es introducir aceites vegetales, como el de oliva, semilla de uva o aceites de linaza, en nuestra dieta pero evitar freír los alimentos con ellos. La crema de leche y la mantequilla también se pueden comer con moderación. Si se debe evitar las grasas hidrogenadas de todo tipo -presente en muchos productos envasados- es la clave para evitar la obstrucción de las arterias.

Ejercicio.

Esta simple palabra le hace fruncir el ceño a muchos! Muchas personas creen que tienen que correr maratones, levantar pesas y convertirse en maníacos del ejercicio para prevenir enfermedades del corazón. Esto no podría estar más lejos de la verdad. Por el contrario, correr sobre una caminadora durante intervalos de tiempo prolongados, realizar actividades extremadamente vigorosas o ejercicios estilo entrenamiento militar pueden ser, a largo plazo, en realidad perjudicial para el corazón. Nuestros cuerpos no están diseñados para mantener una actividad aeróbica durante largos períodos de tiempo. Basta con mirar a los ejemplos de la naturaleza. Para sobrevivir, la mayoría de los animales tienen que correr por ráfagas cortas de tiempo ya sea para atrapar una presa o para escapar de sus depredadores. Sólo los seres humanos, sin saberlo, corren por horas a la vez pensando que ésta es la única manera de lograr un corazón sano. Tenemos en muy alta estima las actividades aeróbicas e ignoramos completamente la actividad anaeróbica, la cual, en realidad, es una forma natural de ejercitar nuestro cuerpo. Una actividad anaeróbica que desencadene la producción de la hormona natural de crecimiento humana mantiene el corazón saludable y contribuye a la renovación personal. Por último, el ejercicio no debe ser una tarea sino una actividad agradable de realizar al inicio de la jornada -el mejor momento para hacer ejercicio. Elija una forma de ejercicio que le ayude a relajar su mente y a fortalecer su cuerpo, por ejemplo yoga, Pilates ,Tai -Chi o camine por paisajes pintorescos para reducir la tensión de sus actividades diarias. Ejercitarse correctamente le ayudará a prevenir muchas enfermedades, como por ejemplo, la mala circulación y las venas varicosas.

Dormir bien!

Por desgracia, la sociedad moderna va a un ritmo que no es propicio para el establecimiento de patrones de sueño saludables. La gente trabaja largas horas, viaja al extranjero (cambios de horario) y trabaja a veces varios turnos. Todo esto puede realmente causar estragos. Los estilos de vida poco saludables también contribuyen a la falta de sueño y a generar varios tipos de trastornos que empujan a la gente a recurrir a las peligrosas y adictivas pastillas para dormir. Dormir lo necesario es esencial para mantener un corazón sano, la normalización de la presión arterial y mantener el estrés y los niveles de colesterol bajo control. Simplemente no podemos sobrevivir sin dormir lo suficiente. Regresar a lo básico es a menudo todo lo que necesitamos para re-programar nuestro horario: dormir y despertar tal como la naturaleza lo exige. Seguir los ritmos naturales del sol es una manera ideal de establecer patrones de sueño saludables. Mantener los estimulantes como el alcohol, la cafeína y la nicotina al mínimo o eliminar por completo, también será de gran ayuda.

Cuidar la salud.

Sí, la atención adecuada de la salud! A millones de personas se le prescriben diversas formas de estatinas con la esperanza de reducir sus niveles de colesterol y triglicéridos. Las estatinas funcionan al bloquear la producción de colesterol hepático. Sin embargo, las estatinas pueden tener efectos secundarios muy graves, como por ejemplo, anemia, trastornos musculares, alteraciones del sistema inmunológico y muchos más. El colesterol no es malo, más bien es necesario para el buen funcionamiento del organismo quien lo utiliza como bloques de construcción para las células, la función cerebral, la digestión y la salud del corazón. Al final, estos medicamentos pueden terminar haciendo daño al agotar los niveles de coenzima Q10, esencial para la salud del corazón. Una dieta saludable es la mejor manera de controlar los niveles de colesterol malo.

Manejo del estrés.

Utilizar diversas técnicas para aliviar el estrés es la clave para tener un corazón saludable de por vida. Puede comer una dieta saludable, hacer ejercicio, no beber ni fumar, sin embargo, si usted no le pone atención a los factores de estrés subyacentes, con el tiempo, puede dañar significativamente su corazón. Existen varias técnicas naturales disponibles que le permitirán liberar el estrés embotellado, como por ejemplo, la meditación, los ejercicios especiales de respiración y muchos más. Elegir el tipo adecuado de actividad para calmar el estrés es importante. La organización de su vida y sus relaciones también puede tener enormes efectos desestresantes sobre su salud y la salud de su corazón.

Te recomendamos