Los colores y el bienestar

Color y salud

El color rodea cada aspecto de nuestras vidas, pero ¿con qué frecuencia pensamos en su verdadero significado?

Como el color es una forma de energía – cada uno de ellos tiene su propia vibración, calidad y acción curativa – debemos estar rodeados de todos los colores del espectro para estar verdaderamente saludables.

¿Cómo pueden ser utilizados los colores?

Los colores pueden ser utilizados para muchas cosas, incluyendo:

  • Sanar y dar confort
  • Calmar o energizar
  • Desbloquear la creatividad de las personas
  • Mejorar o cambiar los estados de ánimo
  • Liberar bloqueos energéticos
  • Aliviar condiciones físicas, mentales o emocionales

Al estar conscientes del poder de los colores y usarlos correctamente, es posible llevar un cuerpo desequilibrado de vuelta al equilibrio, mejorando la salud y el bienestar.

Es importante entender que los colores vibran a una velocidad específica y esas vibraciones corresponden a las vibraciones internas del cuerpo. Las diferentes partes del cuerpo responden a diferentes colores, y cuando nos sentimos enfermos, ya sea física, emocional o mentalmente, utilizar el color apropiado puede ayudarnos a restaurar el equilibrio de la zona afectada.

Colores para la sanación

  • Equilibrar la energía: Para repotenciar la energía se recomienda utilizar colores cálidos y expansivos, como los rojos, amarillos y naranjas. Para relajarnos y calmarnos debemos utilizar colores como los azules, añiles y morados serán, los cuales nos ayudarán a relajarnos.
  • Estados de ánimo: Es posible utilizar los colores para influir en sus estados de ánimo. Si nos sentimos carentes de creatividad o acertividad, usemos naranja. Si somos del tipo de personas que tendemos a exigirnos demasiado, usemos turquesa para ayudarnos a reducir la intensidad de nuestro ímpetu. Si estamos enojados, usemos azul para calmar la ira.
  • Luces: Las luces de colores son una forma eficaz de corregir los desequilibrios del cuerpo humano. El color de la luz se puede enfocar en un área en particular o se puede utilizar en todo el cuerpo para mejorar la salud general y el bienestar. Uno de sus mejores usos es para aliviar los síntomas del trastorno afectivo estacional (SAD).
  • Ropa: Los colores que usamos al vestirnos pueden contribuir a la sanación física y pueden mejorar nuestro estado anímico. Debemos elegir nuestro vestuario con el fin de equilibrar los chakras, aumentar la energía, mejorar o cambiar el estado de ánimo, o para aliviar un estado emocional.
  • Comidas y bebidas: Es importante incluir alimentos de todos los colores en nuestra dieta. Como regla general, los alimentos blancos son buenos para limpiar y purificar el cuerpo, mientras que los alimentos de color púrpura e índigo ayudan a calmar y relajar el organismo.

Te recomendamos