Los beneficios de la meditación holística

La meditación se ha practicado durante miles de años como un camino hacia la iluminación y para lograr una mejor comprensión del universo.

El problema es que, hasta que los científicos no logren cuantificar y demostrar los efectos espirituales de la meditación, nunca veremos ensayos en revistas especializadas al respecto. Sin embargo, se ha demostrado a través de investigaciones que, tanto la salud mental como la física, mejoran considerablemente con la practica de la meditación.

La gama de beneficios identificados hasta ahora son: mayor capacidad cognitiva, mejor respuesta del sistema inmune, reducción del crecimiento de células cancerígenas y alivio de estados depresivos. Se sabe que las personas que meditan tienen menores niveles de cortisol, la hormona del estrés, y sufren cambios en la amígdala, la parte del cerebro que tiene que ver con el miedo y la respuesta a la amenaza. Esto a su vez conduce a una reducción de la tendencia a conductas violentas.

Se estima que la meditación también estimula las respuestas emocionales positivas, reduce el sentimiento de soledad en los ancianos, y ayuda a la mente a superar traumas, tanto de tipo físico como emocional. Al dejar que la mente ruede libremente mientras que se visualizan los procesos de pensamiento, se hace posible calmar la «charla interna» asociada con los trastornos de estrés y ésto, a su vez, facilita la recuperación en casos de adicciones. Un estudio realizado en 2010 sobre los efectos de la meditación en el tratamiento del alcoholismo encontró que aquellos que meditaban sufrieron menos recaídas gracias a que fueron menos propensos a sufrir de ansiedad o depresión, problemas comunes durante los procesos de recuperación.

La meditación es una práctica segura que se basa en miles de años de conocimiento.

Las investigaciones sobre los efectos de la meditación, en su mayor parte, se han limitado a pequeños ensayos con poco o ningún financiamiento. Los gobiernos en el mundo occidental no han reconocido plenamente los efectos positivos de la meditación, sin embargo, ésta es una práctica que ha sido alentada por muchos años en los países asiáticos. Si bien es cierto que la dieta juega un papel activo en la salud general de las personas, es importante notar que las tasas de enfermedades de cáncer, salud mental y de peso corporal (obesidad) son mucho menor en estos países.

Una serie de meditaciones repartidas durante el día, en lugar de una meditación de larga duración, puede ser más beneficioso. Tomarnos un par de minutos, cuatro o cinco veces al día, para concentrarnos en nuestra respiración puede hacer que nos sintamos más relajados, que nuestra mente trabaje mejor, inclusive, que mejoren nuestras relaciones. Al igual que los demás tratamientos y terapias naturales, la meditación, con sus miles de años de práctica, tiene un enfoque holístico que ofrece múltiples beneficios que la ciencia, sólo recientemente, ha comienzado a reconocer.

Te recomendamos