Lo que necesitas saber acerca de los ácidos grasos Omega-3

¿Qué son los ácidos grasos omega-3 y para qué son útiles?

El ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA) son ácidos grasos omega-3. Se encuentran en el pescado y es, a veces, llamado simplemente «aceite de pescado.» El ácido alfa-linolénico (ALA) es también un ácido graso omega-3. Se encuentra en la soya, en el aceite de canola, la linaza y las nueces.

Los alimentos que contienen ácidos grasos omega-3, principalmente el pescado, pueden prevenir enfermedades del corazón y derrames cerebrales. El aceite de pescado reduce los triglicéridos y también puede ayudar en los casos de artritis reumatoide, ciertos problemas de salud mental y calmar los dolores menstruales.

¿Cuál es la mejor fuente de ácidos grasos omega-3?

La mejor fuente de ácidos grasos omega-3 es el pescado graso, por ejemplo, el salmón. La Asociación Americana del Corazón recomienda que todo el mundo coma, por lo menos, dos porciones de pescado graso (al horno o a la parrilla) semanalmente. Las personas que sufren de enfermedades del corazón deben consumir al menos una porcióm de pescado graso a diario. También es importante añadir alimentos ricos en ALA en la dieta. Sin embargo, éstos no son buenos sustitutos del pescado, ya que no proporcionan suficiente EPA / DHA. Las cápsulas de aceite de pescado son una manera fácil de obtener ácidos grasos omega-3, en caso de que sea complicado el consumo regular de pescado o si se necesitas altas dosis por razones médicas. Las cápsulas de aceite de pescado se venden, usualmente, sin receta.

¿Cómo elijo un producto de aceite de pescado?

El aceite de pescado que se vende sin prescripción es un suplemento dietético, no un medicamento. Busque la cantidad de EPA y DHA (no el total de aceite de pescado) en la etiqueta. El contenido de ácidos grasos omega-3 es la cantidad de DHA más EPA.

¿Hay efectos secundarios o interacciones con otros medicamentos?

El aceite de pescado puede causar náuseas, ardor de estómago o heces blandas. También puede dejar un ligero sabor a pescado en la boca. El tomarlas con las comidas o refrigerarlas o congelarlas antes de tomarlas puede reducir estos efectos secundarios. Deshágase de cápsulas que tengan un sabor muy fuerte o que estén rancias. Existe la posibilidad de un pequeño aumento del riesgo de hemorragias o moretones con el consumo de estos suplementos por lo que es importante consultar con su médico antes de tomar aceite de pescado en dosis superiores a 3 gramos diarios. También consulte con su médico si está tomando aspirina u otros diluyentes de la sangre.

¿Los niños deben tomar omega-3 suplementos de ácidos grasos?

El aceite de pescado podría ayudar a los niños con Síndrome de déficit de atención, autismo y otros problemas de salud mental. En estos casos, los suplementos de aceite de pescado se utilizan siempre como complemento, y no como reemplazo de la medicación. Los ácidos grasos Omega-3 son importantes para el crecimiento del cerebro. Sin embargo, no hay pruebas de que estos suplementos hagan que los niños sean más inteligentes. Idealmente, los niños deben obtener omega-3 de la dieta, principalmente del pescado. Pruebe con una porción por semana de pescados grasos como el atún (blanco) enlatado o hamburguesas de salmón asada a la parrilla. En el caso de que sus niños se nieguen a comer pescado, pregunte a su médico si considera conveniente un suplemento de omega-3.

¿Qué hay de los ácidos grasos omega-6 y omega-9?

Los ácidos grasos omega-6 y omega-9 son saludables para el corazón. El aceite de oliva es una fuente de ácido graso omega-9. Una dieta rica en aceite de oliva puede ayudar a reducir el colesterol, también puede reducir el riesgo de cáncer de mama y de colon. El omega-6 se encuentra en muchos alimentos, como el pescado y las nueces, también se encuentra en los aceites vegetales como canola, maíz, girasol, cártamo y soya. No es necesario comprar suplementos de omega-6 u omega-9 ya que son de fácil obtención por medio de la dieta. Además, el cuerpo puede producir omega-9.

Te recomendamos