Las Flores de Bach

El Dr. Edward Bach, precursor de la terapia de esencias florales, notó que las personas con actitudes similares a menudo presentaban dolencias similares.

Llegó a la conclusión que los estados de anímicos y las actitudes negativas hacia la vida predisponían a las personas a sufrir problemas de salud y que las enfermedades eran la manifestación de un desequilibrio profundo de salud mental o emocional.

Se dice que las esencias florales contienen las fuerzas de la vida de las flores utilizadas en su fabricación y que éstas actúan aliviando los sentimientos negativos, fomentando así el proceso de curación mediante el equilibrio de energía en el cuerpo.

Las emociones negativas tienden a deprimir la mente y el sistema inmunológico lo que contribuye a la mala salud. El Dr. Bach identificó 7 principales estados negativos: el miedo, la incertidumbre, el interés insuficiente en las circunstancias actuales (o separación), la soledad, el exceso de atención para el bienestar de los demás, el desaliento o la desesperación, y la sensibilidad excesiva a las influencias e ideas. Atender estas emociones negativas y aprender sobre la capacidad curativa de la paz, la esperanza, la alegría, la fe, la sabiduría y el amor, puede desarrollar una actitud positiva y una sensación general de bienestar.

Los remedios florales pueden ayudar en momentos de crisis, pueden tratar la emociones negativas producidas por enfermedades y por patrones emocionales o de comportamiento negativo recurrente. Las esencias florales son suaves e incluso pueden ser utilizadas como remedio preventivo cuando las cosas salen fuera de control. Sin embargo, cambiar un patrón negativo de pensamiento de larga data por medio de terapia floral puede tomar meses.

Te recomendamos