Jarabe casero para la tos

Jarabe casero para la tos

Este jarabe para la tos, a base de miel y cebolla, es un excelente ejemplo de lo poderoso que es la naturaleza.

Esta receta es totalmente natural, te ayuda a ahorrar dinero, sabe mucho mejor de lo que parece y además es más saludable (y probablemente más eficaz) que muchos de los medicamento comerciales los cuales, en algunos casos, contienen químicos y además tienen un sabor muy desagradable.

Jarabe casero miel y cebolla

Picar cebolla

Ingredientes

  • 1 cebolla pequeña, roja o blanca. (La cebolla roja produce un jarabe de sabor ligeramente más suave)
  • Miel
  • Frasco de vidrio, esterilizado y con tapa

¿Por qué estos ingredientes?

Cuando se tiene una tos productiva, es decir, tos con flema, lo mejor es no suprimirla. La acción de la tos es importante para aflojar la flema y sacarla de sus pulmones.

La cebolla contiene componentes activos que fortalecen el sistema inmunológico y que, además, son antibióticos, antiinflamatorios y expectorantes naturales (que aflojan la flema para que la puedas eliminar al toser.)

Al igual que la cebolla, la miel contiene flavonoides que ayudan a reducir el riesgo de cáncer y enfermedades del corazón. Si tienes tos seca, la miel es ideal para calmar la picazón y la irritación de la garganta. También es un ingrediente anti-bacteriano y anti-viral.

verter la miel

Instrucciones

Corta la cebolla y colócala dentro del frasco de vidrio. Vierte suficiente miel para cubrir los trozos de cebolla (no deben quedar nadando en la miel pero si totalmente cubiertos). Cuando hayas terminado, tapa bien el frasco y deja reposar toda la noche o al menos durante 8-12 horas. La cebolla segregará su jugo y se combinará con la miel. Voila! Tendrás, muy posiblemente, la opción más saludable de jarabe para la tos. Toma 1-3 cucharadas, dos veces al día o mezcla con un poco de agua caliente y bébelo como si fuese un té. Puedes dejar los trozos de cebolla en el jarabe, o si lo prefieres, simplemente pásalo por un colador de malla fina. Este jarabe se debe utilizar fresco. Puedes almacenarlo en el refrigerador hasta por 2 días. Después de eso, simplemente prepara otro lote.

Importante

La miel es una fuente conocida de esporas de las bacterias que causan el botulismo. El intestino de un bebé no está lo suficientemente desarrollado para luchar contra las bacterias, por esta razón, la miel no debe administrarse a niños menores de 12 meses de edad. Puedes preparar una versión de este jarabe para la tos, adecuada para niños pequeños, usando azúcar blanca o morena en lugar de miel.

Te recomendamos