Extracción de Aceites Esenciales

Sólo la naturaleza puede producir aceites esenciales completos.

Los aceites esenciales están contenidos en las glándulas, vellos glandulares, sacos o venas de diferentes partes de la planta: hojas, tallos, cortezas, flores, raíces y frutos. Son la «esencia» de la plantas y responsables por su huella «aromática».

Los aceites esenciales son volátiles, lo que significa que pasan del estado líquido al estado gaseoso muy fácilmente, a temperatura ambiente o temperaturas altas. No son aceitosos sino más bien líquidos como el agua. La rotura de las glándulas que continene aceite esencial, o simplemente la exposición al calor, ayuda a liberar estos olores naturales y volátiles. Esta es una de las razones por la que experimentamos más fragancias durante el verano. Es obvio que hay un menor número de plantas que florecen en el invierno, pero también como el clima es mucho más frío y el aire es más denso, las moléculas se mueven a un ritmo más lento y los aceites esenciales son menos propensos a evaporarse. Esto hace que sea más difícil para nosotros para sentir su olor.

Los aceites esenciales han sido definidos como «el producto exclusivo de la extracción de principios aromáticos volátiles contenidos en materia vegetal». Los aceites esenciales son formas altamente concentradas de las plantas de las cuales se derivan y éstos pueden cambiar su composición dependiendo de su ubicación. Por ejemplo, el aceite esencial de neroli (muy utilizado en perfumería) se obtiene de las flores del árbol de naranja, el aceite de naranja se obtiene a partir de las frutas y la esencia de petitgrain proviene de las hojasdel mismo árbol.

Para tener una idea de lo potente que son estos aceites, considere los siguiente: en términos de concentración, una gota de aceite esencial equivales a cerca de treinta tazas de té. Para preparar una taza de té, se vierte agua hirviendo sobre la hierba seca y dejar reposar. Al hacer esto se extraen cantidades minúsculas de aceite esencial presente en el té, al igual que otros componentes solubles en agua. A veces, estos aceites pueden ser de 75 a 100 veces más concentrados que la hierba fresca. Esta es una de las razones por las que deben ser utilizados con precaución y con mucho conocimiento de su potencia.

Métodos de extracción

Extracción aceites esenciales por destilación

La destilación por arrastre de vapor es el proceso más común para la obtención de los aceites esenciales. El vapor es forzado en un tanque de material vegetal, donde descompone y rompe las glándulas para liberar el preciado aceite. Después de un baño de agua fría (fase de enfriamiento) los aceites volátiles se recogen para ser embotellados. Este es un económico y popular método , sin embargo, se necesitan cientos o incluso miles de kilos de materia vegetal para destilar una solo kilo de aceite esencial. Por lo tanto, el costo de algunos aceites esenciales pueden variar en gran medida.

El pelado o raspado es un método de extracción de aceites esenciales que se aplica a los cítricos y que consiste en el raspado o prensado de la corteza, donde se encuentra el aceite esencial de estos frutos. EL método conocido como “método esponja” es la variante más antigua y consiste en cortar la fruta en dos partes, extraer la pulpa y dejar remojar la corteza en agua durante varias horas. Posteriormente se pasa la corteza manualmente por una aguja que la corta, quedando el aceite esencial empapado en una esponja. La versión moderna de este método es la que se emplea en la actualidad para la obtención de los aceites esenciales de los cítricos (naranja, mandarina, limón y pomelo). Aunque el aceite esencial de estos frutos, localizado en la corteza o flavedo, se puede obtener también por destilación, la totalidad de la producción actual se consigue en un proceso integrado en las fábricas de zumos de cítricos.

Otro método empleado se denomina extracción con disolventes. Técnicamente, este proceso no produce aceite esencial. Más bien, el resultado es un concentrado altamente perfumado que se utiliza, principalmente, en la industria del perfume y los alimentos. Los solventes son usados para «sacar» las moléculas solubles de plantas. Resinas, concretos, absolutos y pomadas son a menudo los productos resultantes de este tipo de extracción. Una consideración importante sobre este método radica en el empleo de disolventes tóxicos que son peligrosos e inflamables en su manejo y que pueden dejar trazas en el producto obtenido, alterando el aroma del aceite esencial. Este es un método que engloba muchos procedimientos diferentes que incluyen la utilización de distintos disolventes, desde el clásico empleo de disolventes derivados del petróleo hasta la reciente utilización de CO2 líquido, ya en aplicación industrial por parte de algunas industrias.

Extracción de aceites esenciales por enfloración

Foto de vpzone @ Flikr

El Enfleurage o enfloración (extracción con grasa en frío) es una forma de extracción con disolventes mediante el cual la planta, por lo general las partes florales, se estratifican en varias capas sobre grasa en frío. Con el tiempo y muchos acodos, la grasa absorbe muchas de las moléculas aromáticas. Este método se basa en el hecho de que las grasas absorben sustancias aromáticas con facilidad. Este procedimiento se utiliza para flores cuyo contenido en aceite esencial es tan bajo que, basicamente, se queda en el agua de destilación, o bien que tienen un aceite esencial sensible al calor. Este método se utiliza para esencias de flores tales como la mimosa, gardenia, violeta y otras como el nardo o el jazmín, que siguen produciendo aceite esencial aún después de la recolección. Es una de las primeras formas de obtención de esencias utilizada por los egipcios para preparar hacer ungüentos perfumados y diversos cosméticos.

Experimento

Exprime la cáscara de un limón o naranja cerca de la llama de una vela y verás unos pequeños fuegos artificiales. Debido a que los aceites esenciales son inflamables, se puede ver de primera mano que están presentes.

Te recomendamos