Enfoque Natural: La Vesícula Biliar

Enfoque Natural: La Vesu00edcula Biliar

La vesícula biliar es un saco ubicado debajo del hígado que almacena y concentra la bilis producida en el hígado.

Enfoque Natural: vesicula

La bilis ayuda en la digestión de las grasas, y es liberada por la vesícula biliar hacia el intestino delgado superior (duodeno), en respuesta a los alimentos, especialmente las grasas.

Las enfermedades de la vesícula biliar se pueden resumir en dos tipos: La colecistitis (inflamación de la vesícula biliar) y la colelitiasis (cálculos biliares).

Los cálculos biliares se encuentran entre los trastornos gastrointestinales más comunes en la población occidental. Aproximadamente el 80 por ciento de los cálculos biliares contiene colesterol (en forma de cristales de monohidrato de colesterol). El restante 20 por ciento son cálculos de pigmentos, que consisten principalmente en bilirrubinato de calcio.

Se pueden tener cálculos biliares sin síntomas. Sin embargo, si las piedras son grandes, pueden bloquear el conducto causando dolor lo cual requiere de tratamiento. Usualmente, al principio, las piedras o cálculos pueden bloquear el conducto parcialmente, causando dolor ocasionalmente pero si una de estas piedras bloquea totalmente el flujo normal de la bilis puede causar un ataque de cólico biliar junto con náuseas, vómitos y dolor abdominal sobre todo en el lado superior derecho del abdomen. Los ataques de la vesícula biliar suelen seguir después de una comida rica en grasas. Cuando las piedras bloquean continuamente el drenaje de la bilis, la inflamación o infección de la vesícula biliar y los conductos biliares, puede causar pancreatitis aguda e ictericia.

¿Qué lo causa?

Los jugos digestivos (bilis) se almacenan en la vesícula biliar, y cuando éstos se endurecen forman piedras llamadas cálculos biliares. Estas piedras pueden ser tan pequeñas como un grano de arena o tan grandes como una pelota de golf.

La bilis se compone de agua, colesterol, grasas, sales biliares, proteínas, y un producto de desecho conocido como la bilirrubina. Si hay demasiado colesterol, sales biliares o bilirrubina en la bilis, se puede endurecer y formar cálculos biliares. Las piedras de colesterol se pueden formar cuando la bilis contiene demasiado colesterol o bilirrubina o pocas sales biliares. Estas piedras se pueden incluso formar cuando la vesícula biliar no se vacía por completo o con la suficiente frecuencia.

Las mujeres están en mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares que los hombres, y el riesgo aumenta cuanto más hijos que una mujer ha tenido. Sin embargo, este mayor riesgo se compensa con la lactancia materna. Las mujeres que usan terapia de reemplazo hormonal también están en mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares. Otro factor de riesgo es el sobrepeso o la pérdida rápida de peso seguida de un rápido aumento de peso.

Consejos holísticos

Los cálculos biliares siempre deben ser tratados por un médico. Si usted quiere probar algún remedios alternativo como parte de su tratamiento, consulte con su médico antes de comenzar. Esto ayudará a determinar los recursos que son adecuados para su condición y el tamaño de sus cálculos. Es importante notar que algunas terapias pueden interferir con los tratamientos médicos convencionales.

Nutrición y suplementos

Vesícula: Consejos nutricionales

Estos consejos nutricionales pueden ayudar a reducir los síntomas:

  • Eliminar los alérgenos alimentarios sospechosos, como lácteos (leche, queso y helado), trigo (gluten), la soya, maíz, conservantes y aditivos alimentarios químicos. Los huevos, en especial, pueden irritar la vesícula biliar (además son ricos en colesterol). Su médico puede decidir hacerle pruebas de alergias alimentarias.
  • Coma alimentos ricos en vitaminas del complejo B y hierro, como cereales integrales (si no tiene alergias al gluten), verduras de hojas verdes (como la espinaca y la col rizada) y algas.
  • Coma alimentos con antioxidantes, como frutas (por ejemplo, arándanos, cerezas y tomates) y verduras (como la calabaza y los pimientos).
  • Evite los alimentos refinados, como el pan blanco, las pastas y el azúcar.
  • Coma menos carnes rojas e incluya carnes más magras, pescados de agua fría, tofu (soya, si no hay alergia) o frijoles/granos como fuente de proteína.
  • Consuma más fibra. Considere incluir en su dieta suplementos de fibra, como por ejemplo semillas de linaza trituradas (1 cucharadita de 1- 3 veces al día). Mezcle 1 cucharadita colmada de linaza triturada en 8 oz de jugo de manzana para una bebida alta en fibra y pectina.
  • Utilice aceites de cocina saludables, como el aceite de oliva o aceite de coco.
  • Reduzca o elimine los ácidos grasos trans, que se encuentran en productos comercialmente horneados, como galletas, galletas saladas, pasteles, papas fritas, aros de cebolla, buñuelos, alimentos procesados ​​y margarinas
  • Evite el alcohol y el tabaco.
  • Hay evidencia que sugiere que las personas que beben café (con cafeína) tienen un menor riesgo de desarrollar cálculos biliares. El consumo de bebidas que proporcionan 400 mg o más de cafeína por día se han asociado a una reducción significativa del riesgo de desarrollar enfermedades de cálculos biliares sintomáticos. El efecto parece ser dependiente de la dosis. Hable con su médico antes de aumentar su consumo de cafeína, ya que la cafeína puede afectar a varias condiciones e interactuar con algunos medicamentos.
  • Si es posible, haga ejercicio ligero, 5 días a la semana.

Los siguientes suplementos le pueden ayuda a hacer frente a su condición:

  • Un multivitamínico diario, que contenga las vitaminas antioxidantes A, C, E, las vitaminas del complejo B, y oligoelementos como el magnesio, calcio, zinc y selenio.
  • Vitamina C, 500-1.000 mg diarios, como antioxidante y para el apoyo inmunológico. Existe evidencia de que el aumento de los niveles séricos de vitamina C disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedad de la vesícula biliar en las mujeres; sin embargo, no parece tener este efecto en los hombres.
  • La fosfatidilcolina, una clase de fosfolípidos que incorporan la colina como un grupo de cabeza (La colina es una de las vitaminas B «lipotrópicas») son un componente principal de las membranas biológicas. Los fosfolípidos aumentan la solubilidad del colesterol biliar y pueden ayudar a disolver los cálculos biliares. Puede interferir con algunos medicamentos, incluyendo los medicamentos anticolinérgicos utilizados en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer y el glaucoma, entre otros. Hable con su médico.
  • El ácido alfa lipoico, para apoyo antioxidante. El ácido alfa lipoico puede interactuar con algunos agentes de quimioterapia.
  • La taurina, como apoyo nutricional. La taurina puede, potencialmente, interactuar con el litio. Las personas con antecedentes de trastorno bipolar deben tomar taurina con extremo cuidado.

Terapias Alternativas

Homeopatía

Vesícula: homeopatía

Un homeópata profesional le puede recomendar uno o más de los siguientes remedios para la enfermedad de la vesícula biliar en base a sus conocimientos y experiencia clínica. Antes de prescribir un remedio, los homeópatas tienen en cuenta el tipo constitucional de las persona – su composición física, emocional e intelectual. Un homeópata experimentado evalúa todos estos factores a la hora de determinar el remedio más apropiado para un individuo en particular. Sin embargo, algunos de los remedios más comunes se enumeran a continuación. Una dosis común es de 3 a 5 gránulos de remedios con potencias de 12X a 30C, cada 1-4 horas hasta que los síntomas mejoren.

  • Colocynthis para cólicos abdominales que disminuyen con la presión o al flexionar el cuerpo. El Colocynthis alivia los dolores con retortijones, así como la sensación de tener piedras que se muelen dentro del abdomen, a veces acompañado de náuseas, vómitos o diarrea con deposiciones líquidas, abundantes, amarillas o verdosas. A menudo se recomienda para las personas con síntomas que se exacerban por el estrés o la ira.
  • El Chelidonium es un remedio prominente para problemas con el hígado, la vesícula biliar y el bazo y que presentan síntomas que incluyen lengua amarillenta, sabor pastoso y amargo en la boca, mal aliento, náuseas y vómitos. El Chelidonium alivia la gastralgia (cólico gástrico), ictericia por obstrucción hepática o de la vesícula biliar, fermentación, lentitud de los intestinos y ardor y picazón en el ano. Puede ser muy efectivo para dolores agudos en el lado derecho, debajo de las costillas – a menudo un signo de cálculos biliares. El remedio actúa sobre el agrandamiento del hígado y los cálculos biliares, y alivia el estreñimiento cuando las heces son duras, redondas o de color arcilla y que flotan en el agua, o cuando hay una alternancia de diarrea y estreñimiento.
  • El Lycopodium clavatum es un remedio homeopático útil para problemas digestivos relacionados con la hinchazón excesiva, eructos ácidos y gas con dolor abdominal en el lado derecho. Los síntomas a menudo son provocados por la ansiedad y ocurren después de comer tarde en la noche o después de comer alimentos como la cebolla, la col o frijoles. A menudo hay mucha sensación de hambre, seguida de malestar después de comer, incluso pequeñas cantidades. Los estómagos ruidosos, náuseas, vómitos e incluso el estreñimiento suelen responder bien a este remedio.

Medicina China Tradicional y Acupuntura

Vesícula: medicina china tradicional

La acupuntura puede ser especialmente útil en el alivio del dolor y la reducción de espasmos lo que facilita el flujo de bilis y la restauración de las funciones del hígado y de la vesícula biliar. La acupuntura utiliza agujas delgadas para estimular puntos en el cuerpo con la finalidad de desbloquear los canales de energía. Ha demostrado ser eficaz en el alivio del dolor, un síntoma común asociado con los cálculos biliares. Los médicos alternativos creen que la acupuntura también puede ser útil para los pacientes cuyos problemas con la vesícula biliar causan espasmos o inhiben el flujo de bilis al hígado.

Aromaterapia

Vesícula: aromaterapia

Una compresa caliente con aceite esencial de lavanda (Lavendula angustifolia) o romero (Rosmarinus officinalis) puede proporcionar alivio de los espasmos abdominales. Diluir unas gotas de aceite con un poco de aceite portador, como por ejemplo, aceite de oliva o soya. Caliente una pequeña pieza de tela (puede usar la plancha) y vierta un poco de la mezcla de aceite sobre ella. Colóquela sobre la parte superior derecha del abdomen.

Muchas personas que tienen problemas de hígado /vesícula experimentan dolores de cabeza y migrañas. Los aceites esenciales que ayudan a aliviar los dolores de cabeza tensionales son la manzanilla (Chamaemelum nobilis), lavanda (Lavendula angustifolia), mejorana (Origanum majorana), menta (Mentha piperata) y romero (Rosmarinus officinalis). Los aceites que ayudan a las migrañas son el anís (Pimpinella anisum), albahaca (Ocimun basilicum), eucalipto (Eucalyptus glóbulos), lavanda (Lavendula angustifolia), limón (Citrus limon), melisa (Melissa officinalis) y romero (Rosmarinus officinalis). Estos aceites pueden ser inhalados, ya sea del mismo frasco o por medio de una lámpara de aroma, o se pueden mezclar en un poco de aceite de almendras y masajear alrededor de las sienes (evitando los ojos) y en la parte baja del cuello.

Otro desafío puede ser una mala digestión con sabor amargo en la boca, falta de apetito, náuseas, vómitos, distensión abdominal y estreñimiento. El masaje de aceites esenciales, con un movimiento en el sentido de las agujas del reloj alrededor del vientre aumentará el flujo peristáltico y aliviará el dolor abdominal. El mejor aceite esencial para este tipo de dolor y malestar es el de la manzanilla alemana (Matricaria recutita) por sus propiedades anti-inflamatorias.

El porcentaje de dilución de los aceites esenciales es de aproximadamente 6 gotas por cada cucharada de aceite (2%) vegetal portador.

Medicina ayurvédica

Vesícula: ayurveda

Además de la cúrcuma, ya nombrada en la sección de herbalismo, la medicina ayurvédica recomienda este remedio el cual se basa en los principios de la Ayurveda, la antigua ciencia india de la curación. Es completamente natural, no invasivo, y se puede preparar en casa.

Tomar 4 cucharadas de aceite de oliva seguido de cualquiera de las siguientes opciones:

  • 1 vaso de jugo de manzana con 1 cucharada de vinagre de sidra. Beber 1 vez x día.
  • 1 vaso de jugo de remolacha, pepino y zanahoria, en partes iguales. Beber 2 veces x día.

Herbalismo

Vesícula: herbalismo

Las hierbas son una manera de fortalecer y tonificar los sistemas del cuerpo. Al igual que con cualquier otro tipo de terapia, debe trabajar con su proveedor de atención médica antes de comenzar cualquier tratamiento. Puede utilizar las hierbas como extractos en polvo (cápsulas, polvos, té), glyceritos (extractos de glicerina), o tinturas (extractos de alcohol). Las personas con antecedentes de alcoholismo no deben tomar tinturas. A menos que se le indique otra cosa, hacer tés con 1 cdta. de hierba por taza de agua caliente. Deje reposar cubierto por 5 – 10 minutos si usa hojas y flores, y de 10 a 20 minutos si utiliza raíces. Beber 2-4 tazas al día.

Si está embarazada o amamantando, hable con su médico antes de usar cualquier producto a base de hierbas. Un ataque de la vesícula biliar puede ser una emergencia médica. No utilice las hierbas para tratar la enfermedad de la vesícula biliar por su propia cuenta.

Las siguientes hierbas se utilizan a veces para tratar la enfermedad de la vesícula biliar:

  • Te verde (Camelia sinensis), para efectos antioxidantes. También puede preparar infusiones de la hoja de esta hierba.
  • Cardo Mariano (Silybum marianum), 150 mg tres veces al día para apoyar la desintoxicación de la vesícula biliar y del hígado. Los pacientes con alergias a la ambrosía o con antecedentes de cánceres sensibles a las hormonas deben tomar cardo mariano con precaución.
  • Alcachofa (Cynara scolymus), para el apoyo de la vesícula biliar y la función hepática. Debido a su capacidad para aumentar la producción de bilis, la alcachofa podría desencadenar un ataque de vesícula biliar si hay obstrucción de las vías biliares. Consulte con su médico primero.
  • Cúrcuma (Curcuma longa), extracto estandarizado, 300 mg, 3 veces al día para el apoyo de la función hepática. La cúrcuma es una hierba nativa de la India y otras partes de Asia, por lo que ha sido utilizada durante siglos en la medicina tradicional china y como tratamiento ayurvédico. Las altas dosis de la cúrcuma puede tener efectos anticoagulantes. Debe tener cuidado si está tomando otros medicamentos anticoagulantes.

Medicina Popular

Vesícula: Remedio Casero

Compresas de aceite de ricino. Aplique aceite de ricino sobre un paño limpio y suave y coloque sobre el abdomen, especialmente en el área de la vesícula biliar. Cubra con papel plástico y coloque encima una fuente de calor (puede ser una bolsa de agua caliente o una almohadilla térmica). Deje reposar durante 30 – 60 minutos. Para obtener los mejores resultados, utilice por 3 días consecutivos para ayudar a reducir la hinchazón.

Consideraciones especiales

Si usted sufre de diabetes o está embarazada, el riesgo de complicaciones por los ataques de la vesícula biliar son mayores. Si está embarazada, utilice las hierbas coleréticas (que estimulan la bilis) con precaución. El cardo mariano es seguro durante el embarazo pero debe conversar con su médico antes de tomar cualquier medicamento o suplemento.

{slider=Bibliografía}

  1. Cabrera C, Artacho R, Gimenez R. Beneficial effects of green tea — a review. J Am Coll Nutr. 2006;25(2):79-99. Etminan M. Oral contraceptives and the risk of gallbladder disease: a comparative safety study. CMAJ. 2011:183(8):899-904.
  2. Gaby AR. Nutritional approaches to prevention and treatment of gallstones. Altern Med Rev.2009:14(3):258-67.
  3. Ko, CW. Prefac: Gallbladder disease. Gastroenterol Clin North Am.2010;39(2):xiii.
  4. Liu B, Beral V, Balkwill A. Childbearing, breastfeeding, other reproductive factors and the subsequent risk of hospitalization for gallbladder disease. Int J Epidemiol. 2009;38(1):312-8.
  5. Liu B, Beral V, Balkwill A, Green J, Sweetland S, Reeves G. Gallbladder disease and use of transdermal versus oral hormone replacement therapy in postmenopausal women: a prospective cohort study. BMJ. 2008;337:a386.
  6. Marx: Rosen’s Emergency Medicine, 7th ed. Philadelphia PA: Mosby Elsevier. 2009.
  7. Rai A, Tewari M, Mohapatra SC, Shukla HS. Correlation of nutritional parameters of gallbladder cancer patients. J Surg Oncol. 2006;93(8):705-8.
  8. Shaffer EA. Gallstone disease: Epidemiology of gallbladder stone disease. Best Pract Res Clin Gastroenterol. 2006;20(6):981-96.
  9. Tsai CJ, Leitzmann MF, Willett WC, Giovannucci EL. Long-Term Effect of Magnesium Consumption on the Risk of Symptomatic Gallstone Disease Among Men. Am J Gastroenterol. 2007; [Epub ahead of print].
  10. Venneman NG, van Erpecum KJ. Gallstone disease: Primary and secondary prevention. Best Pract Res Clin Gastroenterol. 2006;20(6):1063-73.
  11. Völzke H, Baumeister SE, Alte D, et al. Independent risk factors for gallstone formation in a region with high cholelithiasis prevalence. Digestion. 2005;71(2):97-105.
  12. Walcher T, Haenle MM, Mason RA, Koenig W, Imhof A, Kratzer W; EMIL Study Group. The effect of alcohol, tobacco and caffeine consumption and vegetarian diet on gallstone prevalence. Eur J Gastroenterol Hepatol. 2010;22(11):1345-51.
  13. Wang F. Oral contraceptives and risk of gallbladder disease. CMAJ. 2011:183(13):1517.

{/slider}

Te recomendamos