Enfoque Natural: Artritis

Enfoque Natural: Artritis

Tal vez las condiciones inflamatorias más importantes que afectan a la humanidad son las diferentes variedades de artritis y reumatismo.

Enfoque Natural: artritis

La artritis es un término general que engloba aproximadamente 100 enfermedades que producen, ya sea inflamación de los tejidos conectivos , particularmente en las articulaciones, o degeneración no inflamatoria de estos tejidos. La palabra simplemente significa inflamación de las articulaciones, pero como otras estructuras también se ven afectadas, estas enfermedades, a menudo, se denominan enfermedades del tejido conectivo, reumatismos o enfermedades reumáticas. Otras condiciones de salud relacionadas con las enfermedades del tejido conectivo son la gota, el lupus eritematoso, la espondilitis anquilosante, la enfermedad degenerativa de las articulaciones y muchas otras más. Las causas de estos trastornos son reacciones del sistema inmunológico y/o desgaste por la edad, aunque las investigaciones indican que el sistema nervioso puede igualmente estar involucrado. Muchas de estas enfermedades se caracterizan por la inflamación en el tejido afectado y los síntomas habituales de la inflamación (calor, enrojecimiento, hinchazón y dolor) a menudo están presentes.

En algunas condiciones, la inflamación es una reacción inmune. Esto puede deberse al sistema de defensa del cuerpo en vez de ir contra la invasión de microorganismos, por causas desconocidas va contra el propio tejido del cuerpo. El cuerpo parece reaccionar contra sí mismo en vez de hacerlo contra un microorganismo invasor. Los anticuerpos reaccionan contra el tejido conectivo y las membranas sinoviales y de este modo causan inflamación.

Una forma auto-inmune común de artritis es la artritis reumatoide. Mientras que los síntomas de la artritis reumatoide se deben a la inflamación de los tejidos conectivos, la causa no está del todo clara. Una característica es que las membranas sinoviales, o revestimientos interiores de las cápsulas articulares, se inflaman de manera crónica. La masa sinovial prolifera y por lo tanto destruye el cartílago, el hueso y las estructuras adyacentes. La inflamación generalizada puede involucrar otros tejidos conduciendo al dolor en las articulaciones, pérdida de movilidad, dolor generalizado, inclusive depresión. Los análisis de sangre con frecuencia revelan la presencia de factores reumatoides, proteínas producidas por el sistema inmune en respuesta al proceso reumático.

Las terapias alternativas utilizan un enfoque amplio y holístico; trabajan con todo el cuerpo para promover una mejora de la condición y aliviar el dolor y el malestar. Utilizar remedios anti-inflamatorios y antirreumáticos a veces no es suficiente, la terapia debe centrarse en la función hepática, la circulación, la eliminación, así como la calidad de vida y la experiencia.

Consejos holísticos

Nutrición

Artritis: Consejos nutricionales

Eliminación de alimentos que pueden empeorar la osteoartritis

  • Alimentos que contienen solaninas (solanaceae), incluyendo el pimiento, la berenjena, el tomate y la papa.
  • Alimentos que pueden contener posibles alérgenos que alimentan el proceso inflamatorio como el azúcar, la cafeína, la sal, los alimentos refinados / procesados ​​(que contienen aditivos / conservantes), el maíz y la harina blanca.
  • Los alimentos ácidos como la carne roja, los cítricos y los productos lácteos deben ser limitadas.
  • Algunas personas que sufren de la artritis se sienten mejor después de eliminar el gluten de su dieta. El gluten se encuentra en alimentos como la cebada, el centeno, la avena y el trigo.
  • Alimentos ricos en ácido oxálico como el ruibarbo, los arándanos, las ciruelas, la acelga y la espinaca.
  • Alimentos que inhiben la absorción de calcio como la carne roja, productos lácteos, pollo, el alcohol, el azúcar refinado y el exceso de sal.
  • Alimentos que crean viento y la humedad interna (medicina china), como el alforfón, productos lácteos y grasas animales.

Siga una dieta de tipo mediterráneo

Esta se compone principalmente de pescado, frutas, verduras, cereales, frijoles y grasas neutras, como el aceite de oliva. Este tipo de dietas se ha asociado con una reducción de hasta 56% en la actividad de la enfermedad (inflamación de las articulaciones, sensibilidad y dolor), mejor movimiento y más vitalidad. Se estima que estas dieta, las cuales constan en gran medida a base de plantas, es rica en ciertos compuestos anti-inflamatorios tales como ácidos grasos esenciales y enzimas.

Consumir grasas buenas para mantener las articulaciones lubricadas

Los aceites poliinsaturados y los suplementos omega-3 tienen un efecto beneficioso en dosis altas. El aceite de pescado (10 g / día) ha demostrado aliviar los síntomas de la artritis reumatoide. Los aceites de borraja (Borage – Borago officinalis), onagra (Evening Primrose – Oenothera biennis) y de semillas de grosella negra (Cassis – Ribes nigrum) contienen ácido gamma-linolénico (GLA), un ácido graso antiinflamatorio. Tomar aceite de borraja (1-3 g / día) durante al menos tres meses puede reducir los síntomas de la artritis reumatoide.

Evite las grasas malas.

La carnes rojas son ricas en un ácido graso específico (ácido araquidónico) que se cree que promueve la inflamación en el cuerpo. Las dietas vegetarianas reducen el consumo de este ácido graso y las dietas veganas lo eliminan casi por completo. Los investigadores han encontrado que las dietas veganas son definitivamente beneficiosas para las personas con artritis reumatoide. Mantener una dieta vegetariana estricta puede mejorar los síntomas reumatoides hasta en un 40% de los enfermos.

Tome suplementos

  • La bromelina, una enzima obtenida a partir de la planta de la piña (Ananas comosus), puede ser eficaz en la reducción de la cantidad de inflamación asociada con la artritis reumatoide y la dosis de los esteroides necesarios para su manejo. Veinticinco pacientes con estadio II o III artritis reumatoide lograron disminuir la dosis de esteroides a pequeñas dosis de mantenimiento de bromelina con cubierta entérica. La inflamación de las articulaciones también se redujo sustancialmente en la mayoría de los pacientes.
  • La glucosamina ha sido aprobada para el tratamiento de la artritis y otras afecciones articulares y musculares en más de 70 países de todo el mundo. Los estudios han demostrado su capacidad para disminuir el dolor y la inflamación, para incrementar el rango de movimiento y para ayudar en la reparación de articulaciones de las manos, rodillas, caderas y columna vertebral, dañadas por el envejecimiento. Estudios recientes sugieren que la glucosamina puede ser aún más eficaz que los fármacos anti- inflamatorios no esteroideos ( AINES ) como la aspirina y el ibuprofeno, sin los efectos secundarios dañinos asociados con estos medicamentos. Es bien sabido que los fármacos anti- inflamatorios no esteroideos puede enmascarar el dolor de la artritis y otras condiciones comunes, también pueden afectar la capacidad del cuerpo para producir cartílago, lo que empeora la condición en el largo plazo y aumenta la dependencia de los antiinflamatorios . Por el contrario, la glucosamina alivia el dolor y la inflamación, además de que también puede construir y reparar el cartílago y el tejido conectivo lo cual va más allá de alivio del dolor.

Peso y ejercicio

Artritis: Peso y ejercicio

Pierda el exceso de peso

El exceso de peso aumenta el riesgo de desarrollar osteoartritis en las rodillas, las manos y las caderas. Las mujeres están especialmente en riesgo. En los hombres, el exceso de peso aumenta las probabilidades de desarrollar gota.

Haga ejercicio regular moderado

Esto es esencial para ralentizar el deterioro de las articulaciones. Las actividades causan estrés en las articulaciones, pero que fortalecen los huesos, músculos y ligamentos que las rodean son útiles para muchos tipos de artritis y también pueden tener un carácter preventivo. Algunas buenas opciones son caminar y nadar, yoga, tai-chi, pero evite los ejercicios de levantamiento de peso o de alto impacto.

Evite lesiones

Cualquiera que sea su edad, las lesiones graves a las articulaciones – ligamentos o cartílago desgarrado o huesos rotos – puede conducir a la artritis posteriormente en la vida. Las personas que lesionan sus rodillas durante su adolescencia o juventud, son casi tres veces más propensos a sufrir de artrosis una vez que sobrepasan los 60 años de edad.

Terapias Alternativas

Homeopatía

Artritis: homeopatía

La homeopatía puede ser muy eficaz para tratar la artritis.Esta terapia de curación se basa en la premisa de que “lo semejante cura lo semejante.” En otras palabras, una sustancia natural que potencialmente causa una enfermedad en particular en el cuerpo puede ser usada en una forma diluida de manera significativa para estimular al cuerpo a combatir la enfermedad y síntomas relacionados. Los remedios homeopáticos más utilizados para la artritis incluyen:

  • Bryonia para los dolores empeoran en climas fríos y secos y con el movimiento.
  • Pulsatilla para los dolores que se mueven de una articulación a otra, y de un músculo a otro.
  • Rhus tax. para la rigidez que es peor en la mañana o después de un descanso.
  • Mercurius para el dolor empeora de noche y con el calor.
  • Calcarea hypophos. para dolores agudos en las muñecas y las manos.
  • Causticum por dolores en la mandíbula y el cuello, con espasmos.

Medicina China Tradicional y Acupuntura

Artritis: medicina china tradicional

La medicina tradicional china mira la artritis como una enfermedad específica sino como un desequilibrio que debe corregirse a través de tratamientos a base de hierbas, acupuntura y otras técnicas terapéuticas.

La acupuntura apunta a tratar los síntomas de la artritis en base a diagnósticos personalizados pero usualmente trabaja para aliviar los síntomas a través de:

  • Fortalecimiento de la energía Qi
  • Desbloqueo de la energía Qi
  • Abordando viento interno, humedad-calor, frío y la humedad asociada con la artritis
  • Desintoxicando el cuerpo
  • Estimulando la liberación de endorfinas analgésicas

Dos estudios experimentales han demostrado que la raíz de la hierba medicinal china léi gōng téng (Tripterygium wilfordii) ha atraído mucha atención por sus aplicaciones en el alivio de trastornos autoinmunes como la artritis reumatoide y el lupus eritematoso sistémico.

Masajes

Artritis: masajes

Los masajes son beneficiosos para la artritis, ya que aumentan la flexibilidad y la movilidad. También disminuyen el dolor y la inflamación, alivian los dolores y la rigidez y promueven una sensación de relajación total.

Una vez que la inflamación ha disminuido, el masaje puede ayudar a relaja los músculos que rodean las articulaciones. Cuando se masajean los ligamentos y los músculos de las zonas no inflamadas, se aumenta la movilidad articular y flexibilidad. Esto mejora el rango normal de movimiento. El masaje también estimula la liberación de endorfinas naturales que ayudan a aliviar el dolor y estimula los receptores de las células nerviosas debajo de la piel, activando el sistema nervioso lo que promueve la liberación de sustancias químicas, como la dopamina o la serotonina, que mejoran el estado de ánimo. El masaje también genera un efecto calmante a través de la estimulación del sistema nervioso parasimpático, y reduce las hormonas del estrés cortisol y adrenalina.

Fisioterapia

Artritis: fisioterapia

Se sabe que el ejercicio ayuda a controlar la artritis aguda y crónica. Pero cuando se tiene mucho dolor, el ejercicio puede parecer abrumador. Un fisioterapeuta le dará ejercicios específicos destinados a fortalecer los músculos alrededor de las articulaciones y se asegurará de que sus articulaciones se muevan tan libremente como sea posible. Ellos también le aconsejarán cómo realizar otro tipo de ejercicios de manera segura para que no agraven su condición. El fisioterapeuta también le puede sugerir la hidroterapia (ejercicios en agua caliente). La hidroterapia es muy beneficiosa para la artritis ya que previene que las articulaciones sufran sacudidas severas mientras se desarrolla la fuerza y la flexibilidad.

Aromaterapia

Artritis: aromaterapia

Si la condición de la artritis es localizada entonces concentrados en aceite para masajes, compresas o cataplasmas, y remojos localizados de manos o pies, con aceites esenciales son muy eficaces. Cuando la artritis involucra varias articulaciones o áreas extensas del cuerpo, los baños aromáticos son también recomendables.

Hay varios aceites esenciales que pueden reducir la hinchazón y la inflamación y estimular el proceso de curación. Por ejemplo, el aceite esencial de enebro (Juniperus communis) y el aceite de semilla de zanahoria (Daucus carota) ayudan a eliminar la acumulación de líquidos y toxinas en las articulaciones y en los tejidos circundantes. Los aceites esenciales de romero (Rosmarinus officinalis) y eucalipto (Eucalyptus glóbulos) son excelentes para dolores reumáticos y musculares, especialmente aquellos que empeoran con el frío y la humedad ya que estimulan la circulación y alivian la rigidez. El aceite esencial de camomila alemana (Matricaria camomila) es especialmente efectivo para dolores reumáticos y artríticos. Su color azul profundo es el resultado de su alto contenido de azuleno, un compuesto orgánico activo de la manzanilla, que tiene propiedades anti-inflamatorias. Curiosamente, el azuleno no está presente en la flor de manzanilla, sino que se produce durante el proceso de destilación.

El porcentaje de dilución de los aceites esenciales es de aproximadamente 6 gotas por cada cucharada de aceite (2%) vegetal portador.

Medicina ayurvédica

Artritis: ayurveda

Este sistema hindú de medicina ha utilizado el pigmento amarillo – llamado curcumina – derivado de la planta de la cúrcuma (Curcuma longa) durante mucho tiempo para tratar la inflamación de las articulaciones. En un estudio doble ciego, a pacientes con artritis reumatóide se les dio curcumina o fenilbutazona, un fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINE). Los que tomaron la cúrcuma mostraron mejoras similares con respecto a la duración de la rigidez matinal y la inflamación articular, en comparación con los que tomaron el fármaco fenilbutazona pero sin los efectos secundarios sustanciales que usualmente surgen con droga.

Herbalismo

Artritis: herbalismo

Un remedio herbal hecho a partir de la Yuca de Mojave (Yucca schidigera) ha demostrado ser útil para aliviar los síntomas de la artritis reumatóide. En un estudio norteamericano que utilizó extracto de Yucca schidigera en 149 pacientes con artritis reumatóide se les dio extracto de saponina de Yucca o un placebo, durante una semana a 15 meses. Al final del estudio, el 61% dos pacientes que tomaron extracto de saponina de Yucca reportaron tener menor dolor, hinchazón y rigidez en comparación con el 22% de los que tomaron el placebo. Algunos mejoran en cuestión de días o semanas, mientras que algunos tomaron varios meses o más.

El Harpagofito o “Garra del diablo” (Harpagophytum procumbens) es indígena al desierto de Kalahari y es exclusivo de África. Debido a sus potentes propiedades anti-inflamatorias, la garra del diablo es usada en todo el mundo para la osteoartritis, fibrositis, reumatismo, enfermedades de las articulaciones pequeñas y dolor de espalda baja. El análisis científico demuestra que los ingredientes activos más importantes de la garra del diablo incluyen monoterpine, harpagoside, glucósido, beta-sitosterol, estigmasterol y procumbine. Los estudios clínicos han demostrado la eficacia de la garra del diablo en el apoyo de colesterol sérico, salud de las articulaciones y de los niveles de ácido úrico.

El Salai o incienso indio (Boswellia serrata), ha sido utilizado durante miles de años en la medicina tradicional ayurvédica (la India) para aliviar el dolor y la inflamación. Los estudios científicos han demostrado que la boswellia tiene la capacidad de inhibir los mediadores pro-inflamatorios en el cuerpo y reducir el dolor y la inflamación sin irritar o ulcerar el revestimiento del estómago. Con el uso regular, también se mantiene el suministro de sangre a las articulaciones, manteniendo el tejido suave y bien alimentado.

Osteopatía

Artritis: osteopatía

La osteopatía incluye manipulación manual suave, pero eficaz de las zonas afectadas para ayudar a aliviar la inflamación, incrementar el flujo sanguíneo y ayudar a mejorar la movilidad de las articulaciones.

Una buena atención osteopática puede modificar el curso de la artritis reumatóide e incluso ocasionar una remisión. La terapia incluye utilización de calor, fricción, mantas húmedas calientes, estiramientos, ejercicios, y apoyo pasivo a las articulaciones afectadas.

{slider=Bibliografía}

  1. Reginster JY , Deroisy R, Rovati LC, et al “Long-term effects of glucosamine sulphate on osteoarthritis progression: a randomized, placebo-controlled clinical trial.” Lancet 2001; 357(9252):251-256
  2. Ind J Med Res, 1980; 71: 632-4
  3. Br J Gen Pract, 1993: 15-8
  4. J Appl Nutr, 1975; 27: 45-50
  5. J Trad Chin Med, 1983, 3: 125-9; Chin Med J, 1989, 102: 327-32
  6. Kimmatkar N, et al. Efficacy and tolerability of Boswellia serrata extract in treatment of osteoarthritis of knee–a randomized double blind placebo controlled trial. Phytomedicine 2003 Jan; 10(1):3-7
  7. Andersen ML, Santos EH, Seabra ML, et al. “Evaluation of acute and chronic treatments with Harpagophytum procumbens on Freund’s adjuvant-induced arthritis in rats.” J Ethnopharmacol 2004; 91(2-3):325-330.). In a study by Brady et al, (1981)

{/slider}

Te recomendamos