Ejercicios Pliométricos

La potencia, que es la combinación de velocidad y fuerza, es crucial para el éxito en muchos eventos deportivos.

La potencia es lo que determina con cuanta fuerza se golpea, empuja o bloquea. De igual forma, determina con cuanta rapidez se responde y reacciona ante un oponente.

El propósito del trabajo pliométrico es el mismo que el del entrenamiento de fuerza: desarrollar la mayor potencia física posible. Sin embargo, en el entrenamiento pliométrico, los músculos alcanzan la máxima fuerza en el menor tiempo posible. Los músculos se cargan de acción excéntrica (alargamiento) e inmediatamente de acción concéntrica (acortamiento). Al hacer uso del ciclo estiramiento-acortamiento, los movimientos se hacen más potentes y explosivos.

Los ejercicios pliométricos siguen siempre una misma secuencia: una fase de aterrizaje, una fase de amortiguación y una de despegue. Como cualquier otro deporte o actividad física, requiere de un periodo de calentamiento así como de valoraciones que permitan la creación de programas adecuados para cada tipo de atleta.

Según el Consejo Americano de Ejercicio, las investigaciones han demostrado que el entrenamiento pliométrico puede incrementar:

  • el rendimiento en saltos verticales
  • la fuerza en las piernas
  • el poder muscular
  • la aceleración
  • el equilibrio
  • la agilidad en general
  • la densidad ósea (especialmente en los participantes más jóvenes )

Debido a que el entrenamiento pliométrico fortalece los músculos y reduce la fuerza de impacto sobre las articulaciones, puede también reducir el riesgo de lesiones en algunos deportistas. Por ejemplo, las jugadoras de baloncesto y de fútbol tienen un riesgo de padecer de ligamento cruzado anterior (LCA) que es de dos a ocho veces mayor que la de sus homólogos masculinos. Según la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina Deportiva, los programas de prevención para este tipo de lesiones – tales como los ejercicios pliométricos – están diseñados para mejorar el control adecuado de nervios y músculos de la rodilla.

Para principiantes

Los principiantes sólo debe entrenar bajo supervisión adecuada y comenzar con rutinas sencillas a nivel del suelo y sobre superficies de absorban bien el impacto. Se debe descansar, por lo menos, 48 horas entre sesiones de entrenamiento.

Te recomendamos