Cómo tratar un dolor de muelas en niños con Remedios Homeopáticos

Un dolor de muelas puede ocurrir inesperadamente, causando angustia y mucho dolor.

Para empeorar las cosas, no siempre es posible ir al dentista a tiempo. Entre lidiar con largas esperas para obtener una cita, estar fuera de la ciudad o simplemente no poder pagar por una visita dental normal, todos tenemos la necesidad de encontrar una manera de tratar una emergencia dental, especialmente cuando se trata de niños. La homeopatía ofrece una forma de tratar el dolor de muelas mientras buscamos el momento adecuado para ir al dentista.

Recuerde, sin embargo, que los dolores de muelas pueden indicar un problema subyacente, así que asegúrese de ir a un dentista tan pronto como sea posible. Dejar que un dolor de muelas persista podría significar más dolor, procedimientos dentales más costosos o la aparición de abscesos.

Los remedios homeopáticos para el dolor de muelas están diseñados para hacer frente a síntomas específicos. A continuación presentamos las mejores opciones para una serie de problemas diferentes:

  • Aconitum: Cuando los niños experimentan dolor dental agudo e insoportable que los hace frenéticos, este medicamento debe ser considerado. Los dolores usualmente empeoran de noche y por el frío y causan gran inquietud y ansiedad.
  • Arnica: Este medicamento es bueno antes y después de la extracciones dentales o cualquier otra cirugía dental.
  • Belladona: cuando hay una rápida aparición de dolor palpitante que mejora con el calor, este medicamento es valioso. Hay enrojecimiento e hinchazón de las encías y enrojecimiento de la cara y la piel se siente caliente. El dolor hacer gemir a los niños, especialmente cuando se exponen al aire y tienden a tener las pupilas dilatadas.
  • Chamomilla: Estos niños experimentan dolor extremo que empeora por la noche y con aplicaciones o bebidas calientes y mejoran con cosas frías (los niños prefieren chupar cubitos de hielo). El dolor pone a estos niños extremadamente irritables. Lloran en voz alta y de manera persistente. Cargarlos les proporciona alivio, pero sólo temporalmente.
  • Coffea: Un dolor de muelas que hace que los niños estén inquietos e insomnes sugiere este medicamento. Reciben algún alivio de agua fría, mientras que el dolor se agrava con las bebidas o alimentos calientes.
  • Hepar Sulphur: Dolor en los dientes con el menor contacto y la exposición al agua fría, alimentos o el aire sugiere este medicamento. Estos niños son hiper-irritables.
  • Hypericum: Cuando los niños tienen dolores agudos resultado de una lesión o infección, este medicamento debe ser considerado. También es bueno para las lesiones de los dientes frontales.
  • Mercurius: Los niños que salivar profusamente durante un dolor de muelas a menudo necesitan este medicamento. Los dolores se agravan por el aire penetrante, el frío, y por la noche. Sus dolores pueden extenderse a los oídos.
  • Nux moschata: Cuando los niños tienen dolor punzante que se extiende a los dientes vecinos y al oído, este medicamento debe ser considerado. Por lo general, los dolores se agravan con el frío y alivian con el calor.
  • Plantago: Al igual que los niños que necesitan Mercurius, estos niños salivan mucho durante el dolor de muelas. Sus dientes son sensibles al tacto y a condiciones extremas de temperatura. Pueden experimentar algo de dolor o espasmos en los párpados adicionalmente con el dolor de muelas.
  • Ruta: Este medicamento es beneficioso antes y después de una extracción dental.
  • Staphysagria: Dolor de dientes que es tan sensible que los niños no pueden soportar el menor contacto sugiere la necesidad de este medicamento. Los dolores se agravan con bebidas o aire frío.

Te recomendamos