La dieta del cabello

El cabello requiere de grasas saludables! Así que come aguacate, salmón y aceite de oliva. Estos alimentos están repletos de ácidos grasos esenciales, que pueden hidratar el cuero cabelludo seco con aceites naturales. Hagas lo que hagas, no hagas dietas extremas – estarías privando al cuerpo de los nutrientes esenciales que necesita para producir un

Leer más

Champú vs No Champú

Puede que te guste la sensación de un cabello recién lavado todos los días, pero, al menos que tu cuero cabelludo sea muy grasoso, ésto no es necesario. Prueba lavarte con champú con menos frecuencia. Cuando uses champú, frota sólo el cuero cabelludo y dejar que la espuma corra por el resto del cabello. Usa

Leer más

Conviértete en estilista de cocina

Haz una mascarilla para el cabello usando partes iguales de miel y aceite de oliva. Frota la máscara, uniformemente, por todo el cabello y luego cubre con papel film durante 30 minutos. Finaliza con champú y acondicionador. En tu cocina hay muchos otros ingredientes que puedes usar: aguacate, bananas, claras de huevo… experimenta sin miedo.

Leer más

No te excedas con los productos químicos

¿Tu peinado incluye permanentes, alisados, o color permanente? Los químicos eliminan la humedad natural del cabello, debilitan las hebras y opacan el color. Si usas tintes, escoge un color cercano al tuyo. Un tono de tinte más cercano a tu color natural requiere menos procesamiento. Trata de espaciar las sesiones de color.

Leer más

Prepara tu cabello antes de ir a la cama

Trata bien a tu cabello, incluso mientras duermes. Desenrédalo antes de acostarse con un cepillo de buena calidad. Cepillarse el cabello ayuda a extender los aceites naturales del cuero cabelludo dándole más brillo a la cabellera. Si tienes el pelo largo, hazte un moño suave y esconde las puntas hacia adentro. Si tienes el pelo

Leer más

Dale a tu cabello un buen tratamiento

Si tu cabello es super-seco, prueba el aceite de jojoba o de coco. Frota unas cuantas gotas sobre el cabello húmedo y dejar actuar durante unos minutos. Para mayor impacto, dale a tu secador un día de descanso y deja que tu cabello se seque al aire libre.

Leer más

Recorta un poco tu cabello

No te aferres al largo de tu cabello sobretodo si tienes las puntas secas. La regla general para un cabello saludable es recortar las puntas cada 6 a 8 semanas, sobretodo si utilizas calor para peinarlo. Los estilistas advierten contra los «cortes caseros» porque las tijeras no adecuadas pueden dañar las puntas aún más. Además,

Leer más

Cuidate del clima

No importa que tipo de cabello tengas, el clima lo puede estresar tu pelo. Tanto el aire frío como el sol abrasador pueden resecarlo – lo mismo aplica para el agua salada y el cloro. Si tu cabello está expuesto a esta condiciones, considera el uso de un champú y acondicionador diseñados para cabello seco.

Leer más

Busca una buen acondicionador o hidratante

Muchos productos dicen ser «hidratantes». En realidad, algunos sólo cubren el cabello con grasa para que se sienta más suave. Busca productos con aceites naturales, como aceite de oliva, glicerina y sorbitol. Aléjate de los champús con aceite mineral o vaselina ya que éstos mantienen a raya la humedad.

Leer más

Calor: ¿Amigo o Enemigo?

Usar calor sigue siendo la mejor manera de conseguir un aspecto elegante y suave, pero debes proteger tu cabello del daño causado por secadores, rizadores y planchas. Apliqua una crema de peinado, mientras el cabello está húmedo. Si tienes el cabello muy fino, usa bajas temperaturas. El cabello grueso pueden soportar temperaturas ligeramente más altas.

Leer más