Biorretroalimentación

¿Te gusta la idea de una terapia realmente no invasiva y que te facilite las técnicas para tomar el control total sobre tu salud? La biorretroalimentación puede hacer esto por ti.

¿Qué es La biorretroalimentación?

El Biofeedback o biorretroalimentación es una técnica en la cual las personas se capacitan para reconocer y utilizar las señales que el cuerpo emite con el fin de mejorar su salud. Opera bajo la premisa de que somos capaces de utilizar nuestra voluntad y nuestra mente para influir en las funciones automáticas de nuestro cuerpo, tales como la frecuencia cardíaca y la respiración.

Las lecturas de las máquinas y sensores especiales se pueden utilizar para enseñar al paciente a controlar los procesos corporales normalmente involuntarios que aumentan durante los períodos de estrés, tales como la frecuencia cardíaca o la presión arterial. Con la información que se obtiene de las máquinas, se puede aprender a reconocer y controlar los diferentes aspectos de la respuesta al estrés.

El Biofeedback es no invasivo y es muy conservador, y el uso de este tratamiento, al comienzo de una enfermedad, puede significar que no se tenga que recurrir a otras formas de tratamiento para ayudar a controlar o tratar una enfermedad. Además, una vez que se han aprendido las técnicas de la biorretroalimentación, se pueden utilizar, para el resto de la vida, como método para controlar las respuestas al estrés.

Técnicas utilizadas en la biorretroalimentación

Son varias las técnicas que se utilizan para la biorretroalimentación. Algunas son:

Electromiograma (EMG) – esta máquina utiliza electrodos u otros sensores para medir la tensión en los músculos. La máquina advierte sobre la tensión muscular de modo que se aprenda a reconocer los signos de la tensión inicial y se aprenda a controlar la mismo. El EMG se utiliza principalmente para enseñar a relajar los músculos que involucrados en los dolores de espalda, dolores de cabeza, dolor de cuello y el rechinamiento de los dientes, pero también se utiliza para el tratamiento de algunas enfermedades en las que el estrés es un factor, como por ejemplo, el asma.

Biofeedback de temperatura – esta máquina utiliza sensores conectados a los dedos de las manos o de los pies con el fin de medir la temperatura del cuerpo. La temperatura con frecuencia baja en momentos de estrés, por lo que una lectura baja temperatura corporal indicará que se deben iniciar técnicas de relajación. El uso del biofeedback de temperatura puede ayudar a tratar trastornos circulatorios para reducir la frecuencia de las migrañas.

Entrenamiento de la Respuesta Galvánica de la Piel – sensores miden la actividad de las glándulas sudoríparas y la cantidad de sudor sobre la piel, lo que a su vez indica que tan ansiosa está una presona. Esto es útil en el tratamiento y manejo de trastornos emocionales, tales como las fobias, la ansiedad y la tartamudez.

Electroencefalograma (EEG) – los EEG miden las ondas cerebrales que están relacionadas con los diferentes estados del ser humano, como la vigilia, relajación, tranquilidad, sueño ligero, sueño profundo, etc.

¿Qué se puede tratar con La biorretroalimentación?

La biorretroalimentación, entre otras cosas, es útil en el tratamiento de los siguientes trastornos:

  • Dolores de cabeza tensionales
  • Migrañas
  • Ansiedad
  • Trastornos digestivos
  • Insomnio
  • Enfermedad de Raynaud
  • Hipertensión
  • Rechinamiento de dientes
  • Dolor crónico
  • Rehabilitación muscular
  • Incontinencia urinaria o fecal
  • Diabetes
  • Epilepsia
  • Mareos
  • Asma
  • Síndrome de intestino irritable
  • Sofocos
  • Latidos cardiacos irregulares

Te recomendamos