Bebidas deportivas

Las bebidas deportivas…son buenas ¿verdad? Vemos a los atletas beber botellas de líquido color neón, tanto en anuncios publicitarios como en la vida real, y nos preguntamos ¿cuáles son los beneficios?.

Estas bebidas ayudan a mantener el equilibrio de los electrolitos del cuerpo, durante o después de períodos de ejercicio pesado. Pero cuando miramos más de cerca, la realidad es que pagamos un precio, a veces, escandaloso por agua dulce, de colores brillantes, glorificada. La mayoría de estas bebidas contienen una sobrecarga de edulcorantes procesados y refinados, en el caso de muchas bebidas deportivas, se usa de jarabe de maíz muy alto en fructosa. Y mientras que los sabores y colores artificiales en algunos casos son inocuos, uno debe tratar de evitar ingerir cosas «falsas».

Ciertas empresas nos han hecho creer que, cuando sudamos, las bebidas especiales son siempre necesarias para recuperarnos. En primer lugar, hay una enorme diferencia entre los atletas que entrenan durante horas y las personas cuyas rutinas de entrenamiento no pasan de 15-30 minutos. En segundo lugar, nuestros cuerpos son inteligentes, mantenernos bien hidratados y comer sano es suficiente para mantener el equilibrio de electrolitos.

¿Qué son los electrolitos, y por qué los necesitamos?

¿Y cuál es el gran alboroto con el tema de los electrolitos? ¿Qué son realmente? ¿Y por qué son importantes ? Hay muchos electrolitos pero, en nuestros cuerpos son básicamente el calcio, sodio, potasio, cloruro de magnesio, fosfato de hidrógeno (un mineral) y carbonato de hidrógeno (una sal). Estos electrolitos son vitales para la supervivencia. No sólo no podemos funcionar sin ellos, si no que, si están demasiado diluidos, podría causar la muerte en lo que se conoce como «intoxicación por agua». Los electrolitos regulan la función muscular y nerviosa, la hidratación, el pH de la sangre, la reconstrucción de los tejidos dañados y determinan la presión arterial. Un ejemplo de su trabajo sería la contracción muscular, desde el corazón hasta el dedo chiquito del pie, necesitan los electrolitos de calcio sodio y potasio. Cuando hay muy poco, los músculos se debilitan; cuando hay demasiado, se contraen en exceso.

Estos electrolitos pueden ser fácilmente proporcionados por una dieta equilibrada, pero en algunos casos, durante el ejercicio o calor intenso que nos hace sudar en exceso, perdemos electrolitos. También hay ocasiones en que la dieta no es suficiente ; algunas mujeres embarazadas descubren que necesitan medios adicionales de obtenerlos o durante algunas enfermedades, por ejemplo, la diarrea o el vómito.

Independientemente de por qué se necesiten, ya sea porque decidamos incursionar en entrenamientos físicos más pesados o porque estamos expuestos a más calor de lo que acostumbramos, podemos preparar nuestras propias bebidas para reponer los electrolitos. Son fácil de hacer y naturalmente refrescantes.

Receta 1

bebida cítrica

Se necesita

1/4 taza de jugo de limón recién exprimido

1/4 taza de jugo de lima o naranja recién exprimido

1 1/2 a 2 tazas de agua potable, dependiendo de lo fuerte que desea el sabor

1/8 cucharadita de sal

2 cucharadas de azúcar natural o miel al gusto

Mezcle todo en una licuadora hasta que se disuelva la miel, o simplemente mezcle con la mano. Sírvase un vaso grande con unos cubitos de hielo y disfrute.

Receta 2

Bebida deportiva coco y fresas

Se necesita

3 tazas de agua de coco

1 taza de fresas

1 taza de agua potable

1 taza de hielo

1/8 cucharadita de sal

2 cucharadas de azúcar natural o miel al gusto

Ponga todo en una licuadora y mezcle hasta que la bebida esté homogénea. Sírvase un vaso grande y disfrute.

Te recomendamos