Arnica Montana / Arn

Arnica Montana

La árnica tiene propiedades curativas ya que promueve la reparación de tejidos y es un anti-inflamatorio natural pero es potencialmente tóxico y por lo tanto, en la medicina convencional, esta planta se limita al uso externo.

En la homeopatía, esta planta lleva en un enfoque totalmente diferente y seguro. Como remedio homeopático, la árnica se prepara mediante el uso de toda la planta floreada incluyendo la raíz. Se sumerje en alcohol, se filtra, se diluye y se agita vigorosamente. Lo que queda no ya no no tiene ningún potencial tóxico. La preparación homeopática de árnica es segura y es muy efectiva para sanar muchas condiciones de salud.

Condiciones para las cuales se receta

Choque, lesiones y Cuidado Postoperatorio

Hay síntomas físicos y mentales asociados con cada una de estas condiciones. Una persona puede sufrir moretones, hinchazón o simplemente dolor general. El cuerpo puede sentirse maltratado y comúnmente acompañado de gran malestar. La árnica es un remedio homeopático para hacer frente a cualquiera de estas lesiones o para ayudar al cuerpo a sanar más rápido de lo que podría por cuenta propia.

Dolores de Post-parto

El dolor que una mujer puede experimentar como resultado del parto es muy difícil de lidiar. Esto puede incluir dolores en la vagina, en el útero o en los senos u otro tipo de dolor que, debido a las circumstancias, es difícil para las mujeres hacerle frente por sí solas.

Dolores de dientes y encías

Las personas pueden recurrir a la árnica cuando tienen dolores dentales, o si tienen sangrado o dolor en las encías debido a una lesión o incluso por trabajo dental.

Dolores musculoesqueléticos

Las personas que sufren de dolor de artritis, esguinces, o cualquier tipo de tensión en las articulaciones pueden beneficiarse enormemente del uso de árnica como remedio homeopático. Se puede ayudar a reducir la inflamación y los moretones asociados con este tipo de dolor. También puede ayudar a deshacerse de calambres o dolores musculares.

Fiebres

El cuerpo puede sentirse frío, mientras que la cabeza se siente caliente. La árnica puede ayudar en casos de fiebres, inclusive si éstas están acompañadas de otros síntomas como heces acuosas o flatulencia. Este remedio homeopático también se utiliza para ayudar con las fiebres recurrentes.

Condiciones de piel

La árnica es efectiva como remedio homeopático para la piel hinchada o seca que se ha producido como consecuencia de úlceras por presión, forúnculos o incluso picaduras de insectos.

Perfil homeopático del paciente

Los que pueden beneficiarse más de la árnica como remedio homeopático son aquellos que niegan estar enfermos en primer lugar. Son personas que usualmente ignoran los síntomas y minimizan la intensidad de todas las condiciones que están sufriendo. No les gusta que los dejen solos y se sienten agitados con bastante frecuencia. Estas personas tienen dificultad para concentrarse y se sienten inquietos gran parte del tiempo.

Te recomendamos