Almendra (Prunus dulcis)

Almendras

Las almendras son las semillas de un árbol frutal pariente de la familia de las rosáceas.

Perfil nutricional de las almendras

La mayoría de almendros cultivados con fines comerciales se injertan a los muñones de árboles de melocotes (portainjertos), haciéndolos más resistentes a las plagas. Prunus dulcis, que significa «almendra dulce,» es la versión de almendras más consumida.

La almendra «amarga», por otro lado, contiene una sustancia tóxica llamada ácido cianhídrico. Si se come cruda, puede ser mortal para los seres humanos. Este compuesto químico se destruye con el calor.

Las almendras se originaron en Asia central y se han cultivado en el Mediterráneo desde tiempos bíblicos. La Biblia habla de la vara de Aarón que floreció y dio a luz a las almendras. Desde el punto de vista religioso, se utilizan como símbolo para representar la aprobación divina de Dios. La almendra también simbolizaba la virginidad y era a menudo utilizada como una bendición para el matrimonio. Los egipcios dejaron almendras en la tumba del rey Tut para garantizarle alimento en el más allá. En 1700, los Padres franciscanos trajeron el almendro a California desde España. A la vuelta del siglo XX, la industria de la almendra ya se había establecido firmemente en los Estados Unidos.

¿Por qué comer almendras?

Un pequeño puñado de almendras (una onza o 23 almendras) contienen apenas 160 calorías y son una buena fuente de proteína y fibra. Esta misma cantidad suministra 35% del valor diario recomendado de vitamina E y el 20% del VD de magnesio. Adicionalmente es una buena fuente de calcio y hierro. Las almendras contienen una variedad de antioxidantes, incluyendo los flavonoides quercetina y kaempferol, los cuales pueden prevenir el crecimiento de células cancerosas y la oxidación del colesterol LDL («Colesterol malo»), al cual se le atribuye un incremento del riesgo de enfermedades cardiovasculares.>/p>

En la medicina popular…

A través de la historia, las almendras han sido utilizadas con la esperanza de curar el cáncer y las úlceras y de reducir los síntomas asociados con el consumo excesivo de alcohol.

Según la ciencia…

  1. Obesidad: Un estudio publicado en 2006, en la revista «American Journal of Clinical Nutrition», encontró que los participantes que habían comido una porción de almendras tuvieron niveles más altos de colecistoquinina, una hormona asociada con la sensación de saciedad al comer alimentos que contienen grasa. Hay investigaciones adicionales en curso sobre los efectos del acto de «masticar» en la liberación de esta hormona de la saciedad. Por ejemplo, investigadores de la Universidad de King en Londres encontraron que las almendras parecen ayudar a bloquear la absorción de carbohidratos y mejorar la sensación de saciedad, tanto en hombres como en mujeres. De acuerdo con un Estudio realizado en 2003 y publicado en la revista International Journal of Obesity, las personas que añadieron 84 gramos (unos tres puñados) de almendras a una dieta baja en calorías obtuvieron mayor pérdida de peso en comparación con aquellos en dieta baja en grasas y calorías solamente. La dieta que incluía almendras produjo una mayor y más sostenida pérdida de peso.
  2. Salud del Corazón: Un estudio publicado en el «American Journal of Clinical Nutrition» demostró que el consumo de alimentos saludables para el corazón aunado al consumo de almendras pueden ayudar a reducir el colesterol LDL o «malo» tanto como un medicamento de estatina de primera línea. La Universidad de Loma Linda fue la primera en demostrar que el consumo de almendras aumenta los niveles de vitamina E en la sangre. Los participantes que comieron almendras redujeron su colesterol total en un 5% y redujeron su colesterol LDL o colesterol «malo» en casi 7%. En 2003, la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobó una declaración de salud limitada para las almendras que dice que su consumo puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón. El Dr. David Jenkins de la Universidad de Toronto encontró que el consumo de una dieta saludable que incluya almendras reduce los niveles de inflamación casi en la misma proporción que la lovastatina, un medicamento de estatina popular para la lucha contra las enfermedades del corazón. La dieta rica en almendras no sólo reduce el colesterol, sino que también reduce la proteína C-reactiva, un marcador de inflamación y un factor de riesgo independiente para las enfermedades cardíacas.
  3. Enfermedad de Alzheimer: Ratones con una enfermedad parecida al Alzheimer fueron alimentados con una dieta rica en almendras. Después de cuatro meses, los animales lograron mejores resultados en las pruebas de memoria mucho más que aquellos alimentados con su comida habitual. La dieta también redujo el número de depósitos de Alzheimer en los cerebros de los roedores.
  4. Cáncer de Colon: En un estudio de la Universidad de California, se determinó que las almendras tienen un efecto significativo en la prevención de cáncer de colon en ratones

Tips

  1. Las almendras frescas son de color blanco. Las de color amarillo o con apariencia de panal en la superficie pueden estar rancias.
  2. Almacene las almendras en un lugar fresco, seco y oscuro.
  3. Las almendras envasadas pueden tener una vida útil de hasta dos años. Una vez abiertos, deben mantenerse en un recipiente hermético y se deben consumir dentro de los tres meses siguientes.
  4. Asar las almendras antes de servirlas realza su sabor.

Bibliografía
  1. Burton-Freeman B, Davis PA, Schneeman BO. Interaction of fat availability and sex on postprandial satiety and cholecystokinin after mixed-food meals. Am J Clin Nutr. 2004 Nov;80(5):1207–14.
  2. Davis PA, Iwahashi CK. Whole almonds and almond fractions reduce aberrant crypt foci in a rat model of colon carcinogenesis. Cancer Lett. 2001 Apr 10;165(1): 27–33.
  3. Ellis PR, Kendall CW, Ren Y, Parker C, Pacy JF, Waldron KW, Jenkins DJ. Role of cell walls in the bioaccessibility of lipids in almond seeds. Am J Clin Nutr. 2004 Sep;80(3):604–613.
  4. Fraser GE, Bennett HW, Jaceldo KB, Sabate JM. Effect on body weight of a free 76 kilojoule (320 Calorie) daily supplement of almonds for six months. Journal of the American College of Nutrition, Vol. 21, No. 3, 275–283 (2002).
  5. Jenkins DJ et al. Assessment of the longer-term effects of a dietary portfolio of cholesterol-lowering foods in hypercholesterolemia. Am J Clin Nutr. 2006 Mar;83(3): 582–91.
  6. Jenkins DJ et al. Direct comparison of dietary portfolio vs statin on C-reactive protein. Eur J Clin Nutr. 2005 Jul;59(7):851–60.
  7. Sabate J, Haddad E, Tanzman JS, Jambazian P, Rajaram S. Serum lipid response to a graded enrichment of a Step 1 diet with almonds: A randomized feeding trial. American Journal of Clinical Nutrition 2003; 77:1379–1384.
  8. Wien MA, Sabate JM, Ikle DN, Cole SE, Kandeel FR. Almonds vs complex carbohydrates in a weight reduction program. Int J Obes Relat Metab Disord. 2003 Nov; 27(11):1365–1372.

Te recomendamos