Aconitum Napellus / Acon

El Acónito tiene algunas raíces antiguas, pero no todas en la medicina. En la antigüedad, se utilizaban los jugos mortales de esta planta en la cabeza de las flecha y en el cebo para cazar lobos.

En cuanto a propósitos medicinales, el Acónito se registró por primera vez en el siglo XII, pero no fue utilizado en la medicina convencional hasta 1762. Cuando se introdujo, se utilizó externamente para evitar la ingestión de la parte tóxica de la planta. Fue utilizado tradicionalmente para el tratamiento de fiebres e infecciones.

Hoy en día, la gente acude al Acónito como remedio homeopático para ayudar con una amplia gama de condiciones de salud. Se prepara con toda la planta incluyendo la raíz y se saca de la tierra durante la época de floración. Se pica y macera en alcohol y la solución que queda se trabaja como remedio homeopático.

Condiciones para las cuales se receta

Infecciones respiratorias agudas

Este es el tipo de infección que comienza rápido y furiosamente, casi sin ninguna advertencia. Los síntomas del resfriado y la gripe que se presentan son de naturaleza extrema. Hay a menudo dolor de garganta, fiebre y otros síntomas relacionados que pueden evolucionar en otros más graves. Es difícil dormir, respirar profundamente o sencillamente respirar por la boca o la nariz. El acónito puede funcionar como un remedio homeopático para cualquiera de estos síntomas y ayudar al cuerpo a deshacerse de la infección.

Miedo, shock y ansiedad

Este tipo de miedo y ansiedad tiene manifestaciones físicas y mentales. Las personas pueden verse inquietas y tener dificultad para hacer frente a las actividades cotidianas. También parecen estar plagados de ataques de pánico, inicialmente desencadenados por algún evento trágico en el pasado. Algunos individuos evitan mantener la compañía de otros como resultado de este miedo y ansiedad.

Infecciones de oídos y ojos

Los ojos se inflaman y puede haber una gran cantidad de dolor y ardor como consecuencia de estas infecciones.Es un dolor intenso y rápido que se apodera de la persona. Comúnmente, hay enrojecimiento, ya sea en los ojos o en los oídos, los cuales puedes estar sensibles al tacto.

Problemas durante el trabajo de parto

Como algunas madres temen a su propia mortalidad durante el parto, pueden recurrir a acónito como un remedio homeopático. Se utiliza para ayudar a hacer frente a los síntomas físicos, así como el pánico que sienten. También ayuda con cualquier retención de orina experimentado, ya sea por la madre o el bebé, durante el parto.

Perfil homeopático del paciente

Las personas tienden a ser muy sanas y fuertes, pero fácilmente excitables. Por lo general, presentan una cierta resistencia a las enfermedades en general, pero pueden enfermarse de manera muy rápido y fácil. Tienden a pasar por momentos de temor y ansiedad, y esto a su vez hace que su inquietud se convierta en una suerte de fobia. Suelen temer ciertas cosas de la vida o pueden simplemente temer a la muerte.

Te recomendamos