Acelga (Beta vulgaris)

acelga

¿Sabías que la acelga es familia de la remolacha pero no produce un bulbo comestible?

Información nutricional de la Acelga

La Acelga es una verdura de hoja verde a menudo utilizada en la cocina mediterránea. Las hojas pueden ser de color verde o de color rojizo y sus tallos también varían de color. La acelga es considerada como una de las hortalizas más saludables disponibles, y es una valiosa adición a una dieta sana (al igual que otros vegetales de hoja verde). Su sabor es una mezcla entre espinaca y remolacha.

Los orígenes de la acelga se remontan a la antigua Babilonia. Aristóteles escribió acerca de las acelgas en el siglo IV BC. Durante la Edad Media, viajeros procedentes de Italia la llevaron a Europa del Norte y Central. De allí, fueron llevadas al Lejano Oriente y a China. Hoy en día, la acelga es especialmente popular en el sur de Francia, Cataluña y Sicilia, Italia.

¿Por qué comer acelgas?

La acelga es una buena fuente de fibra y es una excelente fuente de vitaminas A, C, y K. Es una buena fuente de vitamina E, magnesio, potasio, hierro y manganeso. La acelga contiene los carotenoides zeaxantina y la luteína, muy beneficiosas para la visión.

En la medicina popular…

La acelga ha sido utilizada para el tratamiento de úlceras y tumores. En Sudáfrica, se consume el zumo de acelga para aliviar el malestar de las hemorroides. En la medicina popular también se utiliza como un descongestionante y para neutralizar la acidez del estómago.

Según la ciencia…

  1. Cáncer: Según algunos estudios, se ha encontrado que algunos componentes de la acelga pueden inhibir la proliferación de células de cáncer. Un estudio realizado en células de cáncer de mama humanas encontró que los flavonoides presentes en la acelga detuvieron el crecimiento y la reproducción de ADN de las células.
  2. Diabetes y salud del corazón: Según varios estudios realizados en ratas diabéticas alimentadas con acelga, la glucosa en sangre fue controlada o estabilizada previniendo los efectos negativos de la diabetes, tales como daño a los nervios y enfermedad cardíaca.

Tips

  1. Seleccione hojas de color verde brillante y con tallos crujientes. Evite comprar acelga amarillenta o con agujeros en las hojas.
  2. Evite cocinar acelgas en ollas de aluminio ya que los oxalatos que contiene, harán que la olla cambié de color.
  3. Utilice acelgas en lugar de espinacas en lasaña o ensaladas. Los tallos de la acelga se pueden utilizar como sustituto del brócoli.

Bibliografía
  1. Ayanoglu-Dulger G, Sacan O, Sener G, Yanardaq R. Effects of chard (Beta vulgaris L. var.cicla) exlract on oxidative injury in the aorta and heart of streptozotocin-diabetic rats.J Med Food. 2002 Spring;5(1):37-42.
  2. Bobek P, Galbavy S, Mariassyova M. The effect of red beet (Beta vulgaris var. rubra) fiber on alimentary hypercholesterolemia and chemically induced colon carcinogenesis in rats.Nahrung 2000 Jun;44(3):184-187.
  3. Senner G et al. Effects of chard (Beta vulgaris L. var. cicla) exlract on oxidative injury in the aorta and heart of streptozotocin-diabetic rats. J Med Food. 2002 Spring;5(1):37-42.
  4. Yanardag R, Bolkent S, Ozsoy-Sacan O et al. The effects of chard (Beta vulgaris L. var. cicla) extract on the kidney tissue, serum urea and creatinine levels of diabetic rats.PhytotherRes 2002 Dec;16(8):758-761.

Te recomendamos