Aceite esencial de Laurel

Aceite esencial de Laurel

Ningún árbol ha sido elogiado tanto por su elegancia, fragancia y propiedades terapéuticas como el laurel.

Laurel nobilis

El Laurel es un género unisexual de arbustos de hoja perenne originario de Asia Menor, pero se ha establecido bien en todos los países del Mediterráneo; el laurel fue introducido en Italia antes de la época de Cristo y llegó a Gran Bretaña alrededor del siglo XVI, y pudo prosperar, aunque de menor tamaño que en hábitats cálidos. En Grecia, los árboles silvestres de laurel son muy comunes, al igual que en el sur y el oeste de Francia.

El laurel tiene la corteza verde negruzca y sus hojas son brillantes, lanceoladas y destilan un aroma maravilloso cuando son mallugadas. Las flores son pequeñas, de color amarillo cremoso y forman racimos pero es sólo la hembra la que produce las pequeñas bayas de color azul negruzco. El Laurus nobilis, el verdadero laurel, nunca debe ser confundido con el árbol llamado laurel común (Prunus laurocerasus) que es un cerezo ornamental y que puede ser venenoso (las hojas contienen una pequeña cantidad de ácido prúsico).

Origen

El nombre en griego del laurel es Daphne – una la ninfa que, al ser perseguida por Apolo, pidió a los dioses que la ayudara. Ellos la convirtieron en el árbol de laurel el cual, desde entonces, se ha mantenido bajo la protección de todos los dioses del Olimpo. Los franceses lo llaman el árbol de la ‘Laurier d’Appollon’, y muchas fuentes hablan del árbol como dedicado a Apolo, el dios de la música y la poesía. El árbol también se convirtió en un símbolo de la gloria militar de los griegos y los generales romanos usaban una corona de laurel en la cabeza o llevaban una ramita en la mano. De aquí se deriva la frase ‘Poeta Laureado”. Esta última se originó en el Renacimiento, cuando los estudiosos dotados, en los días de antaño, eran coronados con laurel.

Los griegos también creían que el laurel tenía poderes de adivinación y de profecía, y que podría proteger contra los truenos y el relámpago, el mal y la enfermedad contagiosa. Asclepio, el dios de la medicina, siempre era representado coronado con las hojas de magia. Los romanos también creían que el laurel tenían grandes poderes. La historia natural de Plinio registra una divertida anécdota de cómo una gallina blanca con una ramita de laurel en el pico aterrizó en el regazo de Augusta, la prometida de César. Esto se consideró muy propicio. La rama se plantó y se convirtió rápidamente en un árbol muy hermoso. Más tarde, César, triunfante en la batalla, llevaba una guirnalda de hojas del mismo árbol – aunque muchos pensaban que la corona tenía otro propósito, para ocultar su calvicie!

Composición química

El compuesto más abundante en el laurel es cineol, también llamado eucaliptol. Las hojas contienen alrededor de 1,3% de aceites esenciales (OL. lauri folii), que consiste en 45% de eucaliptol, 12% de otros terpenos, sesquiterpenos 3-4%, 3% metileugenol y otros α-y β-pinenos, felandreno, linalol, geraniol y terpineol.

Propiedades terapéuticas

El aceite esencial de Laurel tiene las siguientes propiedades terapéuticas: Analgésico, anestésico, antibacteriano, antimicótico, antimicrobiano, antirreumático, antiséptico, aperitivo, carminativo, diaforético, diurético y sedante.

Usos

  • SISTEMA RESPIRATORIO: La calidad antiséptica del Laurel es útil en causos de bronquitis, resfriados y gripe. Puede ser incluido en las mezclas para soporte respiratorio, o como de agente de soporte para el sistema inmune, sobre todo a causa del estrés.
  • MUSCULAR: Este aceite esencial es indicado por algunas autoridades para la regeneración de los nervios así como para la artritis reumatoide. Es también una excelente adición para fórmulas musculares.
  • EMOCIONES: Su dulce aroma, fresco y picante es relajante y equilibrante.

Ejemplos de uso

  • Vaporizadores y quemadores: Añadir 2-4 gotas de aceites esenciales en un quemador. Se puede utilizar para eliminar infecciones, fiebre, dolor y malestar general. También puede provocar la inspiración y tiene un efecto calmante sobre la mente.
  • Masajes: añadir 2-3 gotas de aceites esenciales a 3 cucharadas de aceite del portador.
  • Baños: mezclar 5-8 gotas en una cucharadita de aceite portador o leche entera, añadir al baño.

Precauciones

  • El Aceite de Laurel tiene un alto contenido de eugenol y puede irritar la piel y las membranas mucosas, por lo que debe ser el usado con precaución si va a ser aplicado en la piel.
  • No se debe utilizar durante el embarazo

NOTA: LOS ACEITES ESENCIALES SON SUSTANCIAS MUY PODEROSAS QUE, SALVO EN CASOS ESPECÍFICOS Y BAJO LA SUPERVISÓN DE UN AROMATERAPÉUTA PROFESIONAL, NO DEBEN UTILIZARSE SIN ANTES DILUIR.

Te recomendamos