5 Beneficios de los baños de Sauna

Hubo una época en que los tratamientos de spa eran considerados un lujo. Sin embargo, la percepción ha cambiando rápidamente ya que la gente está siendo expuestas a este tipo tratamientos con mucha más frecuencia.

El común de las personas asume que los baños de sauna son sólo un remedio para la relajación y para aliviar el estrés. Sin embargo, los baños de sauna tienen beneficios adicionales.

Ayuda en la limpieza de la piel

Uno de los métodos más antiguos para la limpieza de la piel es el baño de calor. El cuerpo produce sudor profundo durante un baño de la sauna, el resultado es que los poros se dilatan y se eliminan las células muertas. Los ductos de sudor y la capa epidérmica también se deshacen de bacterias debido a la sudoración profunda lo cual da lugar a la circulación capilar. Por lo tanto, al final del tratamiento de sauna, la piel se ve brillante y se siente suave.

Ayuda a eliminar toxinas

Nos resulta difícil conseguir tiempo libre para hacer ejercicio con regularidad. Esto es un hecho! Debido a esto, nuestro cuerpo no suda activamente sobre una base regular, proceso esencial para eliminar toxinas. Un baño de sauna con regularidad ayuda a promover la sudoración profunda gracias al calor que genera. Cuando la temperatura corporal aumenta, los vasos sanguíneos se dilatan lo que resulta en un aumento del flujo sanguíneo. La sudoración ayuda a bajar los niveles de toxinas presentes en el cuerpo, tales como productos químicos, mercurio, níquel, zinc, cobre y plomo.

Alivia el dolor en las articulaciones y músculos

Un baño de sauna proporcionar calor al cuerpo lo que resulta en la liberación de endorfinas. Debido a la liberación de endorfinas, el cuerpo obtiene un efecto calmante que conduce a la reducción de dolores musculares o artritis. A medida que los vasos sanguíneos se dilatan y la circulación mejora, el proceso de curación natural del cuerpo se incrementa lo que se traduce en menos dolores o dolores menos agudos. De hecho, algunas personas incluso se pueden beneficiar de una curación más rápida de cortes y magulladuras.

Ayuda a quemar calorías

Aunque algunos spas afirman que el sauna es una herramienta para bajar de peso, esa afirmación no es totalmente correcta. Sin embargo, lo que si es un hecho es que ayuda a deshacerse del exceso de calorías. Esto sucede debido al proceso de sudoración en sí, así como el aumento del ritmo cardíaco. Sentarnos en una sesión de sauna nos puede hacer quemar alrededor de 300 calorías, pero no nos hace perder grasa, ni fortalece los músculos.

Promueve el sueño profundo

Las investigaciones han demostrado que los baños de sauna promueven el sueño profundo. Cuando se eleva la temperatura corporal se liberan endorfinas. Por la noche se reducen resultando en un sueño relajado y profundo.

CONTRAINDICACIONES

Aunque el baño de sauna provoca diversos cambios cardiovasculares y hormonales, estos cambios son transitorios y son muy bien tolerados por la mayoría de los adultos y niños sanos. El sauna no influye en la fertilidad y es seguro durante el embarazo, siempre y cuando éste sea un embarazo sin complicaciones y en mujeres sanas. Algunos estudios han sugerido que el baño de sauna, a largo plazo, puede ayudar a disminuir la presión arterial en pacientes con hipertensión y mejorar la fracción de eyección del ventrículo izquierdo en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva crónica, pero se necesitan datos adicionales para confirmar estos hallazgos. Las mejoras transitorias en la función pulmonar que se producen en la sauna pueden proporcionar cierto alivio a los pacientes con asma y bronquitis crónica. También puede aliviar el dolor y mejorar la movilidad articular en los pacientes con enfermedad reumática. Y aunque los baños de sauna baño no causan sequedad de la piel e incluso puede beneficiar a los pacientes con psoriasis, la sudoración profusa puede incrementar el prurito en pacientes con dermatitis atópica.

Las contraindicaciones de los baños de sauna incluyen angina de pecho inestable, infarto de miocardio reciente, y la estenosis aórtica severa. El sauna es seguro para la mayoría de las personas con enfermedad cardíaca coronaria con angina de pecho estable o infarto de miocardio antiguo pero en estos casos, debe consultar primero con su médico./p>

El consumo de alcohol durante un baño de sauna aumenta el riesgo de hipotensión, arritmias y muerte súbita, y se debe evitar a toda costa.

Te recomendamos