10 Remedios caseros para los forúnculos (furúnculos)

10 Remedios caseros para los foru00fanculos (furu00fanculos)

Los forúnculos aparecen como protuberancias redondas, llenas de pus y son la manifestación de infecciones de la piel.

Las protuberancias o bultos que se ven (y se sienten) en la piel son en realidad mecanismos para la liberación de toxinas, lo cual los hace extremadamente contagiosos.

La mayoría de casos de forúnculos son causados por bacterias de estafilococos. Este germen penetra en la superficie de la piel a través de pequeños cortes o lesiones, incluso puede entrar al cuerpo a través de los folículos pilosos. Un número de factores contribuyen a la susceptibilidad de un individuo a este tipo de infección de la piel como por ejemplo, la diabetes, problemas del sistema inmunológico, la mala alimentación, la falta de higiene, y la exposición a productos químicos o irritantes.

Se habla de forúnculo cuando la infección se produce en un folículo piloso o glándula sebácea. (La mayor parte de la piel está cubierta de diminutos vellos que crecen de los folículos pilosos.) Aparece como un pequeño bulto rojo y la piel que lo rodea se hincha e inflama. Un líquido espeso, infectado, llamado pus llena el centro de la lesión. Cuando un grupo de folículos pilosos adyacentes se infecta se le llama carbúnculo o ántrax. En este caso, se producen forúnculos múltiples. Se habla de furunculosis crónica cuando existe un cultivo de forúnculos que se producen durante un período de tiempo. Estos se pueden desarrollar de forma continua o de vez en cuando.

¿Por qué a veces los antibióticos no son del todo efectivos?

En algunas ocasiones la infección es causada por el estafilococo aureus resistente a la meticilina (SARM), una cepa de la bacteria que se ha vuelto resistente a los antibióticos comúnmente utilizados para tratar infecciones por estafilococos normales. Como regla general, el uso de antibióticos es la manera más eficiente de tratar este problema, sin embargo, si la infección proviene de una cepa resistente a los antibióticos, una vez suspendido el tratamiento, la infección puede volver a aparecer. Además, los antibióticos cambian el equilibrio natural de las bacterias en el cuerpo, lo cual puede causar problemas adicionales.

¿De qué otra forma se pueden tratar los forúnculos?

Por supuesto, la higiene es una de las consideraciones más importantes, sin embargo, hay varios remedios naturales que se pueden aplicar para ayudar al organismo a eliminar la infección y aliviar la inflamación. Los tratamientos naturales que se describen a continuación seguramente traerán algún alivio para las molestias que provocan los forúnculos, siempre y cuando se mantengan los remedios durante unos días para ver los resultados positivos. Si después de una semana no se percibe ningún alivio, entonces se debe consultar a un médico.

A continuación, 10 de los mejores remedios caseros que se pueden utilizar en casos de forúnculos:

Cúrcuma

Cúrcuma

Muy común en la cocina Hindú, esta cálida especia color naranja es un excelente remedio para los forúnculos. Es un agente anti-inflamatorio y antibacteriano natural. Cuando se combina con la grasa dietética (la que proviene de los alimentos que consumimos) y la pimienta negra, es aún más eficaz.

Tome 1 cucharadita de cúrcuma en polvo, en medio vaso de agua tibia, 3 veces al día. Continuar durante varios días o más si tiene forúnculos SARM recurrentes. La cúrcuma, se utiliza en la medicina ayurvédica tradicional de la India gracias a su acción anti-inflamatoria y por ser purificador de la sangre. En este caso, no no hay necesidad de aplicar nada por vía tópica. También puede intentar mezclando 1 cucharada de cúrcuma con 1 tazas de leche (usar leche de soya o arroz si sufre de intolerancia a la lactosa) y 1 cucharada de melaza, la cual es rica en en hierro y vitaminas del complejo B. Caliente la leche sin hervir, añada la cúrcuma y la melaza. Revuelva bien antes de beber ya que la cúrcuma tiende a asentarse en el fondo de la taza.

La cúrcuma puede causar deshidratación intensa, especialmente por la noche, así que asegúrese de seguir cualquiera de estos remedios con varios vasos de agua natural.

Carbón Activado

Carbón Activado

Cuando el carbón se somete a vapor de agua y oxígeno, se crean pequeños poros en su superficie. Se le llama entonces carbón activado debido a que estos poros son activos y son capaces de atrapar muchos compuestos químicos, especialmente aquellos que no son atraídos por el agua, como por ejemplo los compuestos orgánicos (compuestos que provienen de organismos vivos). Una pasta hecha de polvo de carbón activado y agua extraerá el calor y el pus de un forúnculo rápidamente. Cubra la lesión con la pasta y luego con un trozo de algodón húmedo y una cubierta de plástico para evitar que se seque. Deje reposar por un par de horas y repita hasta que haya drenado todo el pus del forúnculo.

También puede probar haciendo una pasta con 1 dientes de ajo machacado, 1/2 cucharadita de carbón activado en polvo y 1 cucharadita de cúrcuma, con un poco de agua caliente. Sumerja unos trozos de gasa en esta mezcla, coloque sobre el forúnculo y fije con cinta adhesiva quirúrgica. Repita cada par de horas hasta que el forúnculo reviente por su cuenta y drene profusamente.

Ajo y Cebolla

Ajo y cebolla

Los ajos y las cebollas contienen compuestos sulfúricos que pueden ayudar a eliminar las infecciones bacterianas.

En caso de que el forúnculo está en estado incipiente (el bulto es rojo y doloroso al tacto), su evolución se puede detener mediante la aplicación de jugo de ajo. Se toma un diente de ajo fresco, se pela y se corta en un extremo, y se aprieta para liberar los jugos. El zumo obtenido se aplica directamente sobre la piel rojiza. Repita el procedimiento dos veces al día. La lesión retrocederá y en un par de días se secará. Preste atención: aplique sólo el jugo aceitoso del ajo, no ponga las rebanadas sobre la piel ya que puede quemarla y causar otros efectos desagradables.

Si el forúnculo está en etapa avanzada (el pus ya está formado o se está formando, o si el pus está goteando) el remedio es la cebolla. Corte una rebanada de 1,5 cm de espesor. Aplicaque sobre la lesión debajo de un vendaje. Renueve el vendaje dos veces al día. Cuando lo cambie, limpie el área con té de manzanilla. Debido a su poder de succión y su acción antimicrobiana y anti-inflamatoria, el pus drenará por completo.

Hojas de albahaca o perejil

Hojas de albahaca o perejil

El perejil tiene un sin fin de aplicaciones cuando se trata de remedios caseros y puede ser efectivo para el tratamiento de forúnculos. Hierva un puñado de perejil en agua hasta que las hojas se suavicen. Una vez que se enfríe un poco, envuelva las hojas en un trozo de gasa estéril y aplique directamente sobre el forúnculo.

La albahaca también puede ser utilizada como una cataplasma natural y por lo tanto es un remedio casero muy eficaz para los forúnculos. Machaque unas cuantas hojas de albahaca para extraer un poco de jugo. Aplique directamente sobre el forúnculo después de haber limpiado el área afectada con agua tibia. La albahaca es antibacteriana y puede matar las bacterias que causan estas lesiones.

Comino Negro (Nigella sativa)

Comino Negro (Nigella sativa)

El comino negro es un potente antibacteriano, antimicrobiano, antiinflamatorio y además tiene propiedades antisépticas. Muela un puñado de semillas de comino negro con un poco de agua hasta obtener una pasta espesa y fina. Aplique sobre el forúnculos y deje que se seque. Realice una nueva aplicación cada dos horas, todos los días hasta que se rompa y haya drenado todo el pus. Limpie el área de la lesión con agua hervida y algún jabón antiséptico o aplique algunas gotas de aceite esencial del árbol del té.

Aceite esencial de árbol de té (Melaleuca alternifolia)

Aceite esencial de árbol de té (Melaleuca alternifolia)

El aceite del árbol del té puede ayudas a deshacerse de la infección muy rápidamente y a acelerar el proceso de curación. Sus poderosas propiedades antisépticas y antiinflamatorias también alivian el dolor y alivian la picazón. Aplique 3-4 gotas directamente sobre el forúnculo. Repita 4-5 veces al día hasta la lesión desaparezca. Este es uno de los pocos aceites esenciales que se pueden aplicar sobre la piel sin antes diluir.

Sales de Epson y compresas calientes

Sales de Epson y compresas calientes

Tomar baños en agua tibia, mezclada con sales de Epsom también puede ayudar a deshacerse de los forúnculos. Beba mucha agua para ayudar al cuerpo a eliminar las toxinas. Mientras toma su baño, beba una par de tazas de té verde.

La aplicación de compresas con paños calientes también es una manera de curar forúnculos. Sumerja un paño limpio en agua salada caliente y colóquelo sobre la lesión, durante 10-12 minutos. Asegúrese de que la compresa esté muy húmeda y caliente. Repita el proceso por lo menos 4-6 veces al día.

Leche y crema de leche

Leche y crema de leche

La leche se ha utilizado como un tratamiento para los forúnculos durante mucho tiempo. Acelera el proceso de curación y brinda alivio inmediato del dolor. Caliente una taza de leche y añada, una por una, tres cucharaditas de sal. Mezcle bien para facilitar que la sal se disuelva. Añada un poco de harina para espesar la mezcla. Cuando haya enfriado un poco, aplique directamente sobre el forúnculo. Deje reposar por 10-15 minutos. Repita el proceso varias veces al día.

También puede intentar mezclando una cucharadita de crema de leche, 1/2 cucharadita de vinagre de sidra y 1 cucharadita de cúrcuma en polvo. Aplique la pasta directamente sobre la lesión. Deje reposar por 10-15 minutos. Repita el proceso varias veces al día.

Flores de Alhova (Fenogreco)

Flores de Alhova (Fenogreco)

Facilitan el drenaje y limpieza de la piel. Hierva un puñado de sumidades floridas de alholva en un pequeña cantidad de agua dejando que se evapore el líquido. Distribuya las flores hervidas sobre una gasa y aplique en caliente sobre el forúnculo. Repita varias veces al día.

Col / Repollo

Col / repollo

Las hojas de col o repollo se pueden utilizar como cataplasma. Las hojas hay que estrujarlas previamente sobre una superficie lisa con la ayuda de un rodillo o una botella cilíndrica, así como cuando se extiende la masa para una empanada. También se pueden calentar con la ayuda de una plancha. Se aplican sobre la piel como un apósito.

Precauciones

¿Qué pasa sin los forúnculos no son tratados?

Mientras que haya infección y pus en la piel, hay un riesgo de que algunos gérmenes (bacterias) puedan extenderse en el torrente sanguíneo y causar infecciones en otras partes del cuerpo. Esto no es muy común, pero, si ocurre, puede conducir a infecciones graves en los huesos, el cerebro u otras partes del cuerpo.

Forúnculos recurrentes (furunculosis crónica)

Si usted desarrolla furúnculos recurrentes, es muy importante que visite a su médico. El le puede sugerir algunas pruebas para buscar la causa subyacente. Por ejemplo, para comprobar si tiene un sistema inmunitario deficiente.

Una causa de los forúnculos recurrentes en una persona que, por lo demás, es sana es que puede ser portador de gérmenes estafilococos resistentes a los antibióticos. Esto significa que un cierto número de estas bacterias viven en la piel o en la nariz. Si usted es un portador, será más propensos a desarrollar forúnculos. Estas bacterias pueden invadir y multiplicarse rápidamente en pequeñas lesiones de la piel (heridas o cortadas).

Usted debe buscar atención médica si:

  • Comienza a tener fiebre
  • Presenta inflamación de los ganglios linfáticos
  • Tiene la piel roja alrededor del forúnculo y con estrías rojas
  • Siente un dolor severo
  • Observa que el forúnculo no puede drenar
  • Nota que está apareciendo uno o más forúnculos
  • Tiene un soplo en el corazón, sufre de diabetes o de cualquier problema con su sistema inmunológico, o si usa medicamentos inmuno-supresores (por ejemplo, corticosteroides o medicamentos de quimioterapia)

Te recomendamos