Abhyanga: El masaje diario ayurvédico

Abhyanga: El masaje diario ayurvu00e9dico

“Abhyanga” – el aceite de masaje ayurvédico – es una parte integral de la rutina diaria recomendada por este sistema de curación para la salud general y el bienestar.

Los textos ayurvédicos tradicionales hablan elocuentemente sobre sus beneficios. Esto es lo que dicen – “Dése un masaje de aceite en todo el cuerpo, diariamente. Es nutritivo, pacifica los doshas, alivia la fatiga, proporciona resistencia, placer y el sueño perfecto, mejora la tez y el brillo de la piel, promueve la longevidad y nutre todas las partes del cuerpo “.

Éstos son algunos de los beneficios que se asocian con la aplicación regular de este agradable ritual diario:

  • Mejora la circulación
  • Tonifica los músculos
  • Calma los nervios
  • Lubrica las articulaciones
  • Aumenta la agudeza mental
  • Mejora la eliminación de las impurezas del cuerpo
  • Suaviza la piel
  • Eleva los niveles de resistencia
  • Promueve un sueño más profundo en la noche

El Abhyanga proporciona los medios para la absorción transdérmica de las cualidades curativas de los aceites utilizados y ayuda a la piel, que es el órgano más grande del cuerpo, para que lleve a cabo sus diversas funciones de manera eficiente, ya sea permitiendo que las toxinas sean liberadas del cuerpo o alimentándola con nutrientes que son absorbidos por los tejidos. Es como engrasar el motor del automóvil: si se hace con regularidad, el motor estará en condiciones óptimas y dará muchos años de funcionamiento sin problemas.

Tradicionalmente este masaje ayurvédico se realiza en la mañana, antes del baño o la ducha, para facilitar la liberación de toxinas que puedan haberse acumulado durante la noche anterior. Se puede utilizar aceite de sésamo curado, aceite con extractos de hierbas o aceites esenciales.

¿Cómo se realiza el abhyanga ayurvédico?

Abhyanga significa “manos cariñosas” y es realizado por uno o dos terapeutas con una técnica llamada “masaje en espejo”. Este masaje utiliza movimientos sincronizados a cada lado del cuerpo con la finalidad de equilibrar los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro, mientras se trabaja puntos “marma” los cuales son similares a los puntos de acupuntura utilizados para equilibrar el cuerpo y eliminar las toxinas del sistema.

Los terapeutas utilizan aceite de masaje ligeramente caliente, el cual aplican suavemente por todo el cuerpo. Esperan entre 4-5 minutos para permitir que parte del aceite sea absorbido por la piel y luego masajean todo el cuerpo, ejerciendo una presión uniforme con la mano entera – la palma y los dedos. Aplican una ligera presión sobre las áreas sensibles, como el abdomen o el corazón; se concentran en las terminaciones nerviosas en las plantas de los pies, las palmas de las manos y en la base de las uñas con movimientos circulares sobre zonas curvas, como la cabeza o en las articulaciones, y con movimientos largos en las zonas lisas como los brazos y las piernas.

Luego de terminar el masaje, se permiten entre 10-15 minutos de relajación, dejando que el aceite y el masaje hagan su magia. A continuación, sigue un baño o ducha caliente.

La mayoría de las personas no pueden darse el lujo de recibir un masaje diario, pero, una sesión de Abhyanga de vez en cuando vale la pena!

You Might Also Like