10 Remedios caseros para quemaduras menores

Una quemadura es una lesión muy traumática. Esto ocurre cuando calor -por fuego, vapor, electricidad o inclusive, por el sol – es transferido a la piel.

Las quemaduras en menos de 10% de la superficie corporal, por lo general, se consideran menores. Estas quemaduras generalmente ocurren en las capas superiores de la piel dando como resultado, enrojecimiento, dolor y, a veces, ampollas.

Las quemaduras menores pueden producir ampollas dolorosas si no se aplica un tratamiento adecuado a tiempo. En caso de una quemadura leve puede probar algunos remedios naturales para minimizar el dolor y acelerar la cicatrización.

Aquí están los 10 mejores remedios caseros para quemaduras menores:

Aceite esencial de Lavanda

Aceite esencial de Lavanda

En caso de quemaduras menores, aplicar un poco de aceite esencial de lavanda directamente sobre la piel quemada dará un alivio inmediato ya que este aceite tiene propiedades antisépticas y analgésicas. Este es uno de los muy pocos aceites esenciales que si pueden ser utilizados de esta manera. El aceite también reducirá el riesgo de desarrollar cicatrices. Se puede también verter unas gotas sobre una gasa o un trozo de tela limpia, y luego aplicarlo directamente a la lesión. El paño debe ser reemplazado por uno nuevo, cada dos o tres horas, por un par de días.

Miel

Miel

Cuando se sufre de una quemadura, la miel, sin duda alguna, puede ser usada para obtener alivio. La miel puede desinfectar con éxito las heridas y curar las quemaduras. Cuando se aplica a la lesión, extrae los fluidos de los tejidos y así limpia la zona quemada. Ponga miel en un vendaje de gasa y luego aplíquelo directamente sobre la quemadura. Cambie la venda tres a cuatro veces al día para una curación más rápida y con menos dolor y cicatrices.

Bolsitas de Té Negro

Bolsitas de Té

Cuando se sufre de quemaduras menores, una bolsita de té común puede ser muy beneficiosa. El ácido tánico presente en el té negro puede ayudar a extraer el calor de las quemaduras, reduciendo así el dolor. Tome tres bolsitas de té y póngalas en una taza de agua fría. Después de unos chatos minutos utilice el agua resultante para cubrir el área de la quemadura. También puede incluso poner las bolsitas de té frías y húmedos directamente sobre la quemadura y envolver la lesión con un trozo de gasa para mantenerlas en su lugar. Este remedio también le brindará un gran alivio.

Vinagre

Vinagre

Las propiedades astringentes y antisépticas presentes en el vinagre pueden ser muy útiles en el tratamiento de quemaduras menores y pueden prevenir cualquier tipo de infección. Diluya cualquier tipo de vinagre que tenga en su casa con la misma cantidad de agua, y luego utilice la solución para enjuagar el área quemada. Este remedio funciona como analgésico y también relaja el tejido de la piel. Más adelante puede cubrir el área lesionada con un paño empapado en vinagre diluido. Cambie la gasa o tela por uno nuevo, cada dos o tres horas.

Hojas de Llantén mayor (Plantago major)

Llantén

En la medicina popular de los indios Seneca, así como en los escritos contemporáneos de los hispanos del suroeste de Estados Unidos, el llantén es un remedio popular para el tratamiento de quemaduras. Estas planta herbáceas verdes (Plantago major) es nativa de Europa y Asia, pero ahora crece prácticamente en cualquier lugar del mundo. Las hojas de llantén son ricas en propiedades anti-inflamatorias, antimicrobianas, anti-hemorrágicas y expectorantes. Tome algunas hojas frescas y triture para obtener jugo. Aplique el jugo directamente sobre la quemadura. También puede machacar la hoja con cuidado, con un objeto pequeño y pesado, y luego envolverla alrededor del área afectada.

Jugo de Cebolla

Jugo de Cebolla

El poder curativo de jugo de la cebolla puede ser utilizado con éxito para tratar quemaduras de primer grado. El jugo de cebolla tiene productos químicos, como los compuestos de azufre y la quercetina, que pueden dar alivio del dolor. Corte una cebolla fresca y aplique el jugo sobre la quemadura. Esto le brindará alivio y reducirá la posibilidad de formación de ampollas. Repita el proceso varias veces al día. Aquí hay que tener en cuenta que se debe utilizar la cebolla recién cortada, ya que después de unos minutos pierden sus propiedades medicinales y no será beneficioso para el tratamiento de las quemaduras.

Aloe Vera / Sábila

Sábila

Para el tratamiento de quemaduras de primer grade se puede aplicar gel de aloe vera fresco. La Sábila tine propiedades analgésicaa y astringentes y puede ayudar en la curación quemaduras. Pero antes de usar el aloe vera, debe tratar la zona afectada con agua fría o vinagre diluido. Sólo hay que cortar un pequeño trozo de la hoja y aplicar el gel fresco directamente sobre la quemadura.

Agua Fría

Agua Fría

El agua fría es uno de los mejores remedios que se puede utilizar para tratar las quemaduras menores. Deje correr agua fría sobre el área de la quemadura durante varios minutos. También puede colocar compresas frías sobre el área afectada. Esto ayudará a extraer el calor de la quemadura. Esto se debe aplicar inmediatamente después de haberse quemado para evitar que la quemadura se extienda. Trate de repetir el proceso con bastante frecuencia para para obtener alivio del dolor. Pero nunca cometa el error de usar hielo, ya que puede restringir el flujo de sangre, y esto con el tiempo puede causar daño a los tejidos delicados.

Papa /Patata cruda

Papa / Patata Cruda

La papa cruda también se puede utilizar para tratar las quemaduras leves de la piel gracias a sus propiedades anti-irritantes y calmantes. Simplemente corte una rodaja de patata cruda y frote suavemente sobre la quemadura, asegurándose de que el jugo de la papa esté en contacto con la piel. Esto aliviará el dolor y reducirá la probabilidad de tener ampollas. Para un mejor resultado, es necesario aplicar este remedio inmediatamente después de la quemadura.

Leche

Leche

La leche también es un excelente remedio para calmar el dolor de quemaduras leves. Sumerja el área quemada en leche durante 15 minutos, más o menos. También se puede aplicar un paño empapado de leche a la zona. Repita con frecuencia y asegúrese de lavar el paño después de su uso, ya que se agria rápidamente.

Para concluir, los remedios antes mencionados son sólo para quemaduras leves o de primer grado. Para quemaduras graves usted debe visitar a un médico ya que, en tales casos, se requiere de atención profesional inmediata.

You Might Also Like